Como ya informó ELPLURAL.COM, las aguas políticas y sociales andan revueltas en Málaga. Nunca mejor dicho lo del agua porque nos referimos a un malestar social, cada día de mayor dimensión contestataria, en relación al cambio de tarifas de líquido elemento que muchos vecinos y colectivos sociales creen muy perjudiciales porque la consideran una subida en toda regla y no justificada que se les aplica por la mayoría absoluta del PP en el Ayuntamiento de Málaga.

Precedente de experimento del alcalde y la palangana
Para calentar el ambiente ciudadano solo bastó un acto más propio del “Club de la Comedia” o de una parodia cómica que protagonizó el propio alcalde, Francisco de la Torre, explicando como él y con la ayuda de su esposa, cubetas y botellas, realizó un experimento en el cuarto de baño de su casa del que se desprendería que con tan solo 11 litros era capaz de ducharse. Este “experimento” casero inundó las redes sociales así como fue muy criticado porque distintos estudios rigurosos cuantifican entre 60 y 80 litros los que realmente son necesarios para una ducha al menos normal

Voces, gritos y pitadas
Con estos antecedentes no ha resultado extraño que hoy en la puerta del Ayuntamiento de Málaga se hayan oído voces, gritos y pitadas de unos 300 manifestantes y colectivos sociales convocados para rechazar esta modificación tarifaria presentada por el equipo de Gobierno del PP y que está en vigor desde el mes de noviembre pasado.



20 colectivos ciudadanos hablan en el Pleno
Al mismo tiempo se celebraba un pleno del Consistorio en el que veinte dirigentes de asociaciones y colectivos malagueños han expresado ante sus representantes municipales sus posturas, la mayor parte contrarias a la subida y al nuevo modelo de tarifa.

“Alcalde canalla, tira la toalla” y peticiones de dimisión del alcalde
El ambiente abajo estaba crispado sin duda. Lo reflejan algunos de sus gritos tales como “Esto no es crisis es un saqueo”, ”Alcalde canalla, tira la toalla”, “Basta de robar Partido Popular” o “Dimisión De la Torre” con un decorado de pancartas con inscripciones como “Paco, si solo gastas 11 litros de agua ‘pá’ ducharte, ponte también un sueldo de 600 euros ‘pá tirá palante’”.

Parodias al “experimento” casero del alcalde
Se han podido ver escenas satíricas como las de un varón vestido con un albornoz amarillo, un gorro de natación naranja, una manguera de ducha colgada al cuello y un barreño que golpeaba al son de las protestas, se mostraba en contra de este ya conocido como “tarifazo”. “Esto ha sido un detonante de todo lo que llevan haciendo. El agua es un derecho fundamental para todos, y concentrarnos aquí es la única manera de conseguir cambios”, ha declarado a Efe un malagueño de 22 años.

Alcalde ¿cuántas veces te duchas?
En este mismo momento una mujer se disponía a gritar mirando al balcón del Ayuntamiento: “Alcalde, ¿Cuántas veces te duchas?, será una vez al mes”, y ha contado que ella vive sola y que tiene dos sobrinas en la Ciudad de los Niños tuteladas por menores, que acoge los fines de semana. “Cuando vienen tengo más gastos de agua, no las puedo empadronar en mi casa”, ha apuntado la señora y ha recordado que el agua no se usa sólo para ducharse, sino “también para limpiar, lavar la ropa y cocinar”.

Cabreo general
Enfurecida y ofendida se mostraba una chica entre la gente que ha manifestado que lo que le avergüenza, “a parte del abuso que los políticos hacen sobre los ciudadanos”, es que hoy no hubiese más gente joven, “miro a mi alrededor y la mayoría son personas mayores”, ha apostillado. Ha indicado que “el tarifazo es un abuso y lo que no puede haber es gente en la calle pasando hambre, que bajen el IVA de las obras de arte y suban el agua. Es vergonzoso, realmente vergonzoso”, ha reiterado la joven.

El rodillo se impone y el alcalde defiende el cambio de tarifa
A pesar de todo este malestar finalmente el grupo popular no va a cambiar en nada la norma, ni dará marcha atrás ni ha aceptado las propuestas de la oposición para modificar los tramos de consumo y no penalizar así a las personas que viven solas o en pareja. Según el alcalde El sistema anterior penalizaba a las familias que tenían más miembros y favorecía a las de menos, mientras que el nuevo sanciona excesos pero lo hace igual para el mismo número de consumo por habitante, ha explicado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, antes del pleno.“Este sistema tiene un proceso de adaptación” y el sistema anterior “animaba menos” al ahorro del agua, y puede que muchos estén “mal informados o la tengan de forma parcial por parte de los partidos de la oposición”, ha asegurado.

Mayoría absoluta para “hacer lo que le da la gana”
Durante el pleno, Miguel Pérez, en representación de la Asociación de Vecinos de la barriada “La Paz”, ha pedido la paralización de este “tarifazo” y ha comentado que el alcalde “por haber tenido mayoría absoluta puede hacer lo que le de la gana”.

El PSOE dice que el alcalde se "mofa de la gente"
Por su parte la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, ha afirmado en el pleno que la solución al tarifazo “no pasa por la caridad que quiere imponer el equipo de gobierno del PP a través de bonificaciones sino por la aplicación de un sistema justo para todos”. Gámez ha lamentado que el alcalde siga “empeñado” en subir el recibo del agua a las personas que vivan solas o en pareja, al tiempo que ha acusado a De la Torre de querer “culpar al ciudadano y mofarse de ellos”, ya que “la moral del PP es culpar a los ciudadanos de derrochadores” en el consumo del agua.

IU pide que no se corte el agua a familias que no puedan pagarla
Para IU el incremento en la tarifa del agua viene a ahondar en la situación de pobreza energética en la que se encuentra un parte de la ciudadanía malagueña. El portavoz municipal de la coalición de izquierdas, Eduardo Zorrilla, demandó la paralización del sistema, la ampliación del fondo social a familias sin recursos así como una moratoria que impida que se corte el suministro a familias que no puedan pagar la factura.