De esta forma, el consejero ha salido al paso del rechazo de IU en el Ayuntamiento de Tarifa a dicho proyecto, que ha sido aprobado con el apoyo del PP (que gobierna el consistorio) y del PSOE. En declaraciones a los periodistas antes de mantener un encuentro con el Consejo Andaluz de Medio Ambiente, Luis Planas ha informado de que los distintos miembros del gobierno han mantenido conversaciones al respecto y "sólo hay un punto de vista", aunque ha eludido "prejuzgar tomas de posición" sobre dicho proyecto.

"Muy escrupulosa"
Ha ratificado que la Junta será "muy escrupulosa" con el respeto a la legalidad de dicho proyecto y a las normas españolas y andaluzas y que, en definitiva, son la trasposición de las normas europeas en cuanto a la protección del medio ambiente.

La última palabra
No ha aclarado si la Junta tiene la última palabra para autorizar la construcción del complejo hotelero en la zona de Tarifa y ha indicado que cada administración emite los informes correspondientes, sin querer "prejuzgar tomas de posición de un momento futuro".

Protestas
Organizaciones como Greenpeace y Equo, junto a otros colectivos, han protestado contra este plan del Ayuntamiento de Tarifa para construir, según los ecologistas, 1.423 plazas hoteleras y 350 viviendas.

Visión de futuro
El consejero ha insistido en que en cualquier iniciativa económica en relación con el medio ambiente hay que tener visión de futuro y hacer las "cosas sostenibles y no cometer errores", aunque se hayan cometido en el "pasado".

Factor de desarrollo
Asimismo, ha señalado que en la primera reunión que mantiene con el Consejo Andaluz de Medio Ambiente, órgano consultivo de la Junta, les expondrá su filosofía basada en una política de defensa firme del medio ambiente porque es un factor de desarrollo económico.

En momentos de dificultad económica
Ha reconocido que en momentos de dificultad económica se pueden "buscar atajos y pensar que empleo y protección del medio ambiente son contrapuestos", aunque, a su juicio, eso no es así y ha argumentado: "El capital natural debe ser tan preservado como el capital financiero".