El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, ha asegurado que cuando se cumplen cien días de los gobiernos municipales, tras la celebración de las pasadas municipales, "no hay nada nuevo bajo el sol", ni ningún cambio en los ayuntamientos gobernados por el PP, "el gran vencedor de las elecciones municipales y que gobierna al 70 por ciento de la población".

Nada nuevo
Valderas ha indicado que los 'populares' no han planteado nada "novedoso" ni nada que lleve a pensar que se va a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. A su juicio, el PP está abusando de la crítica por la "herencia" obtenida para justificar su falta de actuación y de soluciones.

Falsa austeridad
El líder de IULV-CA ha considerado que los 'populares' están haciendo uso de un discurso basado en la austeridad "para llevar a cabo expedientes de regulación de empleo en los ayuntamientos, para disminuir las plantillas de las empresas públicas, para recortar los servicios públicos y para abrir un peligroso camino hacia la privatización de estos servicios".

Grandes patinazos
Valderas ha considerado que tanto el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, como el de Córdoba, José Antonio Nieto, han cometido "grandes patinazos" desde que llegaron a la Alcaldía. Sobre el alcalde hispalense, ha dicho que, "a la primera de cambio, ha incumplido sus promesas electorales", mientras que de Nieto ha criticado su viaje a Nueva York "para recoger a Rafa Nadal".

Movilizaciones sindicales
Asimismo, ha considerado que la "gran novedad" tras las municipales es el hecho de que los sindicatos de clase, UGT y CCOO, hayan hecho una llamada a la movilización al sindicalismo "ante la peligrosidad que suponen la reducción de plantillas y las privatizaciones". "El PP se escuda ahora en la situación económica, cuando en campaña electoral la situación era la misma y le servía para meter el dedo en el ojo", ha añadido.

El solo "manda"

En esta línea, ha insistido en que cien días después de la celebración de las elecciones municipales el PP es un partido "que no genera confianza ni ofrece soluciones". En su opinión, lo único que sabe hacer es "mandar más gente al desempleo y colocar a los suyos, algo para lo que no se corta el pelo ni tiene el más mínimo pudor".