Sus palabras han sido voluntad y compromiso, aunque su tono no haya sido de desafío a la presidenta. El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas (IULV-CA), ha asegurado que “no renuncia a nada” y que mantiene su "voluntad y compromiso" de visitar a los refugiados saharauis en Tinduf, al sur de Argelia, a la espera de "abordarlo directamente" con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que este viernes afirmó que "ningún miembro del Gobierno" andaluz "acudirá a los campamentos" dentro de su responsabilidad institucional. OTROS HAN IDO Y NO PASÓ NADA El vicepresidente asegura no sentirse "desautorizado" por la presidenta y confirma que la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (Aacid) "va a seguir con los trabajos de organización y planificación del viaje". ¿Puede generar su visita algún problema internacional? Valderas no lo cree. De hecho, recordó, “hace 30 días ha ido a la zona el vicepresidente de Galicia" y anteriormente otros miembros de gobiernos autonómicos y ello no ha generado “ningún conflicto”. Valderas contactará con Susana Díaz este mismo viernes para contrastar "opiniones, criterios y oportunidades" del viaje y alejar así “cualquier polémica". En todo caso, ha apelado a entablar "un diálogo razonable y constructivo de vicepresidente a presidenta". Y ha añadido: "Soy una persona de mucho temple y mucho diálogo y en estos casos hay que demostrarlo", ha añadido. Con palabras parecidas a las utilizadas unas horas antes por el coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, el vicepresidente se propone "sacar los elementos de conflicto mediático y de polémica para situarse en el terreno de la normalidad". JIMÉNEZ: “VALDERAS SE EQUIVOCA” Mientras tanto, el portavoz del PSOE en el Parlamento de Andalucía, Mario Jiménez, reiteraba que el vicepresidente "se equivoca" si mantiene su intención de visitar los campamentos de refugiados saharauis, ya que, a su juicio, "no tiene sentido" plantear una agenda institucional, que puede "generar un conflicto" con un país como Marruecos, "indispensable para la seguridad de las personas en un momento de una amenaza como la que se está viviendo en toda Europa”. Jiménez ha añadido que Valderas "sabe lo que tiene que hacer una vez que se ha pronunciado Susana Díaz".