El refugio de animales 'El Sueño de Mufie' de la localidad sevillana de El Saucejo sufrió en la madrugada del viernes un asalto por parte de desconocidos que atacaron a los perros del centro, tres de los cuales resultaron muertos. Además de matar a esos tres animales, los asaltantes sometieron a todo tipo de torturas a muchos otros, 17 de los cuales fueron envenenados. Así lo recoge el diario digital sevillano XYZ en una información firmada por Eusebio Pérez, que alude en la noticia a que “la maldad demostrada por los asaltantes ha impactado tanto a la responsable del refugio, como a los agentes de la Policia Local y la Guardia Civil,que han iniciado las investigaciones para esclarecer los hechos e identificar a los autores”. Según informa el digital hispalense, el Ayuntamiento de la localidad, a través de José Carlos García,concejal de Medio Ambiente, y Francisco Villena, concejal de Educación  se han interesado por el caso, pues el refugio se encuentra situado en una parcela propiedad municipal cedida al refugio cuya joven responsable Isabel Vega, se encuentra “profundamente desolada, impactada por la "maldad humana para unos animales que no han hecho daño a nadie”. Vega, auxiliar veterinaria, explicaba a XYZ que “los asaltantes se han cebado especialmente con ‘Kira’, una perra que estaba a punto de parir, con ‘Reyes, un podenco, y con una galga, a los que sometieron a “torturas de todo tipo, inenarrables, para después matarlos destrozándolos con un bloque de cemento”. El periódico cita también fuentes municipales según las cuales al llegar al refugio se encontraron con que, además de la muerte y el envenenamiento de los animales, los asaltantes provocaron “todo tipo de destrozos y sustrajeron el pienso con los que se alimentaban los animales”. El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) se ha hecho cargo de la investigación, informa XYZ, que añade también que “los documentos gráficos obtenidos por este diario sobre esta orgía de sangre provocada son imposibles de reproducir pues podrían herir la sensibilidad del lector, por lo que sólo se ha decidido publicar una imagen que no ilustra lo ocurrido en este refugio canino en un caso al que este diario dedicará una especial atención en los próximos días”.