Un militante de la Coordinadora Antifascista de Sevilla ha sido condenado a dos multas por liderar una agresión con palos y martillos contra la sede social de una asociación cultural rival, en una sentencia que recoge la agravante de haber actuado por motivos ideológicos.

Armados con palos, cuchillos, martillos...
El acusado C.C.B., acompañado por otras personas que no han sido identificadas, se dirigió sobre las 23 horas del 23 de mayo de 2010 a la sede de la asociación cultural Fernando III en Sevilla, armados con palos, cuchillos, martillos y otros objetos peligrosos.

Intentaron derribar la puerta
Una vez en el lugar, el acusado y sus acompañantes "comenzaron a golpear la puerta de la asociación, intentando derribarla, fracturando los cristales y una malla metálica de la ventana".

No hubo juicio porque el acusado reconoció los hechos
El juicio por estos hechos no llegó a celebrarse porque el acusado los reconoció y admitió la condena pedida por el fiscal de dos multas de 15 meses y 20 días por delitos de amenazas y daños, con la agravante en ambos de haber actuado por motivos ideológicos.

"Salid de ahí fachas de mierda"
Según el escrito de acusación del fiscal, el acusado y sus amigos, a la vez que golpeaban la sede de la asociación, proferían contra los que se encontraban en su interior frases tales como "Salid de ahí, fachas de mierda, fascistas, hijos de puta, maricones, que os vamos a matar, la próxima vez os quemamos vivos", lo que provocó en los destinatarios "una sensación de fuerte temor".

Daños tasados en 1.118 euros
Como resultado de los golpes, tanto la puerta como la ventana de la sede resultaron con daños que han sido tasados en 1.118 euros, de cuyo pago la sentencia hace responsable al condenado.