[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=_2m0FJ2WTg0&feature=youtu.be[/youtube] Son emprendedores como los demás, pero con la particularidad de que el ámbito donde se mueven es todavía novedoso y extremadamente competitivo. Para abrirse paso en el mercado de las nuevas tecnologías no solo hay que entender de nuevas tecnologías, también hay que entender de negocios. No basta con tener una buena idea: además la idea tiene que ser un buen negocio. Desde determinados Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial (CADE), las tecnoincubadoras de la Fundación Andalucía Emprende están pensadas justamente para eso. Entramos en una de ellas y hablamos con uno de sus expertos y con varios de los jóvenes emprendedores que han fundado empresas hoy en proceso de incubación en un CADE, donde, como los niños en un jardín de infancia, los empresarios nacientes aprenden sus primeros pasos, ensayan sus primeras habilidades, hacen sus primeros amigos, detectan a sus primeros competidores, tantean sus primeras alianzas y se familiarizan, en fin, con las leyes del mercado de la tecnología. Bienvenidos al mundo real.   VÍDEOS YA PUBLICADOS: Un lugar donde apoyarse Exportar aceite no es cosa solo de italianos