La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, en el inicio del curso escolar en un centro de Córdoba. EFE



El Ayuntamiento de Écija y su equipo de gobierno bicolor -PP-PA- está alcanzando en estas últimas semanas unas fuertes dosis de notoriedad. Pero por los hechos por lo que está destacando no son precisamente por brillantes gestiones sino todo lo contrario, por causas que cuestionan al propio Ejecutivo local presidido por el popular Ricardo Gil-Toresano. Primero llenó portadas de prensa nacional con el veto y la censura a la obra de teatro “Estrella Sublime” y ahora lo hace por los ataques que han recibido los profesores de la enseñanza pública por parte del delegado de Hacienda, Rafael Serrano.



Profesores de la privada que ganan menos y trabajan más
Dicho edil del PP expresó en público, durante un pleno del Ayuntamiento ecijano celebrado el 27 de septiembre, que valoraba como elemento positivo y diferenciador que los maestros de la educación privada trabajen más y cobren menos. Ante las poco afortunadas e injustificadas palabras tuvo que el propio alcalde le obligó a pedir disculpas

"Gente humilde" que va a colegios religiosos
Serrano hizo sus afirmaciones cuando se debatía sobre la privatización de la enseñanza pública. El concejal popular salió en defensa de la educación privada argumentando con vehemencia que él se sentía muy orgulloso del modo de trabajar en los distintos colegios religiosos del municipio tales como la SAFA, María Auxiliadora y en colegio de La Merced, entre otras cosas por que a ellos acude "gente humilde".

Frases ofensivas para profesores de la pública
Pero la soflama del concejal fue subiendo de nivel y comenzó a resaltar los aspectos positivos que, a su juicio, caracterizaban a los centros privados frente a los públicos. Fue en ese momento cuando pronunció las frases para la polémica consideradas por la oposición como ofensivas y denigrantes para el colectivo de profesores de la pública: “La privada le cuesta a usted y a mí, menos dinero que esos colegios, y que los profesores trabajan 25 horas. Los de la privada 25 horas. Diga usted lo que trabajan los de la pública”, le replicó a los concejales de la oposición.

Pide disculpas pero matiza
El propio alcalde Ricardo Gil-Toresano tuvo que mediar y obligar a su concejal a rectificar y a que pidiese disculpas. A ello accedió con la siguiente frase: “Pido disculpas, porque no es afortunado” matizando que “no quiero decir que los trabajadores de la pública no trabajen, pero sé yo de buena tinta" que los educadores de centros privados "tienen más carga horaria mensual” y además “cobran menos”, añadió.

Habla de lo que no sabe
El exalcalde de Écija, actual jefe de la oposición y profesor en un centro concertado de la localidad, el socialista, Juan Wic, censuró que el concejal popular incurriese con sus palabras en toda “una falta de respeto al colectivo de enseñantes públicos pues "opinó de algo de lo que no tiene ni idea”. Para Juan Wic con esta actitud en el pleno del edil de Hacienda se ha generado un gran malestar entre maestros y profesores de la enseñanza pública de la localidad donde “centros públicos y privados siempre se han complementado, manteniendo una excelente relación”.