Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre coyuntura turística hotelera del pasado mes de diciembre, el grado de ocupación hotelera de Andalucía, se situó en el 37,5%, siete puntos por debajo de la media estatal (44,5%) y muy lejos de las Comunidades Autónomas mejor situadas en este aspecto: Canarias (71,2%) y Comunidad de Madrid (51,4%). Para UGT Andalucía el sector turístico continúa sin plantar cara a sus problemas más estructurales, que a la larga, minan la capacidad de expansión de una actividad económica en la que, la estacionalidad, es una de sus principales características negativas. En este sentido, UGT Andalucía considera que se precisa de una fuerte inversión, en el sector turístico, dirigida a fortalecer la ampliación y diversificación de nuestra oferta turística, fortaleciendo no sólo nuestras zonas turísticas más tradicionales sino, además, impulsando toda una serie de opciones alternativas que la riqueza natural, paisajística y cultural de nuestra tierra ofrece como oportunidad de negocio. Así mismo, desde la organización sindical se vuelve a denunciar que la mejoría en los beneficios empresariales obtenida por la patronal del sector no está teniendo apenas reflejo en el seno del mercado laboral. De esta forma, el empleo generado durante 2015 ha continuado caracterizándose por su tremenda temporalidad y por unos niveles retributivos que en nada ayudan a mejorar el nivel general de nuestra economía. Ante esto, UGT Andalucía exige la inmediata puesta en marcha de un proyecto de diversificación de nuestra oferta turística y de mejoría de las condiciones laborales y retributivas de los trabajadores y trabajadoras del sector, ya que el turismo andaluz no solamente tiene que ser un motor económico sino que, además, tiene que ser un motor de justicia y de igualdad social.