La provincia de Sevilla cerró el pasado mes de noviembre con 2.639 personas menos inscritas en las listas del desempleo, que suman actualmente 236.834 parados, toda vez que la afiliación media a la Seguridad Social creció en 3.359 personas, siempre con relación al mes anterior. Por lo que se refiere a Sevilla capital, el número de parados se redujo en 932 personas y la capital andaluza cuenta en estos momentos con 83.535 desempleados registrados. Ante estos datos, la unión provincial de UGT avisa de que la tasa mensual de desempleo de la provincia es del 25,08 por ciento mientras el 39,32 por ciento de los 236.834 parados de la provincia de Sevilla "no tiene prestación alguna" y "en Sevilla hay 10.315 parados más que cuando Rajoy llegó al Gobierno en noviembre de 2011". "Algunos sevillanos y sevillanas, en un mes, tienen varias afiliaciones a la Seguridad Social, o altas de contratos de tan corta duración que no se reflejan en bajada de paro, lo que habla de la gran precariedad de nuestro mercado laboral", avisa UGT recordando que sólo el 3,64% de los contratos firmados en noviembre es de carácter indefinido. Juan Bautista Ginés, secretario general de UGT-Sevilla, ha puesto el acento en el caso de los desempleados que no cobran ningún tipo de prestación, porque su situación "es un auténtico drama para las familias que han ido viendo cómo a la tragedia que supone no encontrar empleo, se une la pérdida de derechos sociales". El máximo dirigente de UGT Sevilla avisa además de la situación de los jóvenes, un segmento con más del 51,74 por ciento de desempleo y por otro lado las mujeres, que "continúan siendo protagonistas del paro y representan ya más de la mitad del total de parados" al sufrir "la discriminación laboral".