De los apróximadamente 3.700 trabajadores que deberían prestar servicios en el dispositivo INFOCA para cumplir con el catalogo de medios, apenas quedan 2.300, denuncia UGT Andalucía, que recuerda que "la respuesta de la Agencia de Medioambiente y de la Consejería ante esta situación es, en primer lugar, negar la evidencia y, en segundo lugar, modificar o no publicar el catalogo de medios del año en curso". Esa es la "pésima gestión que estamos sufriendo", afirma en una nota el sindicato, según el cual "a veces dos retenes deben juntarse para estar operativos, muchos camiones acuden a los incendios con un solo conductor en lugar de los dos que componen la tripulación del vehículo y algunos están encerrados en las cocheras por falta de personal". A esto se añade que el personal del dispositivo INFOCA debe "atender de forma simultánea las emergencias y los trabajos preventivos, los aprovechamientos forestales y otros trabajos denominados autofinanciados, con la finalidad de obtener ingresos ante la falta de inversión de la Consejería de Medio Ambiente, cuyo presupuesto para el dispositivo se incrementa cada vez más, mientras los trabajadores cada vez son menos y cobran menos, teniendo que hacer más cada vez más trabajo". Existe la falsa percepción –advierte UGT– de que los incendios solo se producen en verano, de manera que "los dispositivos profesionales de extinción de incendios como el INFOCA pagamos esa percepción social con recortes que nos impiden atender debidamente las emergencias que se producen en esa época". Y para muestra un botón: "Hemos visto estos días cómo, una vez más, se producen incendios forestales de gran peligrosidad en las épocas supuestamente de bajo riesgo, unos fuegos que han obligado incluso a cortar las vías de comunicación y evacuar núcleos de población enteros. Nos referimos a los incendios producidos entre el 6 y el 9 de febrero en las provincias de Almería y Granada que se añaden a la larga lista de grandes incendios como el de Sierra de Gádor, Lanjaron o el de Jete, tambien en los meses de invierno o primavera". El panorama laboral que describe el sindicato es bastante pesimista: "Hay unidades que han agotado hasta catorce horas de turno de trabajo, se han ido a descansar doce horas y han sido movilizadas de nuevo. Han pasado los días anteriores efectuando trabajos forestales de diversa índole y son movilizados para estos incendios cuando estaban descansando. No existe en la Agencia una adecuada regulación de los turnos y la disponibilidad necesarios para atender las emergencias en esta época a pesar de las reiteradas peticiones por parte de los trabajadores. Para atender estos incendios, y tal y como nos pasa cada vez que se producen estas situaciones, muchos compañeros acuden de forma voluntaria en sus descansos o sin esperar a descansar entre jornadas las horas necesarias porque saben que la rápidez en atender la emergencia es capital. De esta forma se apagan los incendios en Andalucía, por la voluntariedad y buen hacer de los trabajadores del dispositivo INFOCA, no por la inversión o planificación de la Consejería". Los trabajadores de la Agencia de Medio Ambiente tienen "salarios en torno a los mil euros de media y han sufrido un recorte acumulado desde el año 2012 de en torno al 25-30% del salario anual, mientras el Convenio Colectivo permanece con la mesa constituida y sin negociar y muchos trabajadores en fraude de ley o contratados solo cuatro meses." Igualmente, la edad media además "es muy elevada y aunque se han llegado a firmar entre representantes de los trabajadores y Agencia de Medio Ambiente medidas que permitirían el rejuvenecimiento de la plantilla, lo cierto es que se están incumpliendo de forma reiterada".