UGT-Andalucía ha reaccionado hoy a las informaciones sobre un presunto desvío de fondos de formación para otros fines con la convocatoria de un comité extraordinario -máximo órgano de decisión entre congresos- para el próximo 9 de enero en el que se analizará la situación del sindicato. Fuentes sindicales han señalado a Efe que se analizará la posible dimisión del secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, que fue elegido en sustitución de Manuel Pastrana en mayo pasado.

Tras las declaraciones de Méndez
En un comunicado, UGT-A ha informado de que dicho comité "tendrá como fin debatir y analizar la situación en la que se encuentra la organización con objeto de adoptar las decisiones y actuaciones adecuadas en función del debate y de los acuerdos alcanzados". Esta convocatoria se produce tras las declaraciones del secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien instó ayer a la organización en Andalucía a "dar un paso adelante" y "asumir responsabilidades" en relación a los supuestos bolsos falsificados comprados en Asia para regalar a los sindicalistas y cargados a la Junta.

Ninguno le ha pedido la dimisión
Hace menos de un mes el secretario general de UGT-Andalucía aseguró a los periodistas que ningún miembro de la dirección del sindicato le ha pedido que dimitiera por las presuntas irregularidades en los fondos de formación, si bien aclaró que tiene la dimisión "todos los días puesta encima de la mesa".