Según los datos de la última oleada de la Encuesta de la Realidad Social la ciudadanía andaluza muestra un amplio apoyo a la cultura política federal en sus tres dimensiones: institucional, política y cívica. Respecto a la primera, el 69% prefiere que el poder esté repartido entre Comunidades Autónomas y no concentrado exclusivamente en el Gobierno Central; en cuanto a la dimensión política, cerca del 67% prefiere que las decisiones sean tomadas de forma negociada, mediante acuerdos entre grupos con ideas diferentes; y sobre la pluralidad cívica, el 76% prefiere vivir en un país donde exista diversidad de razas, religiones y lenguas a un país en el que su población sea homogénea culturalmente. El apoyo a la descentralización autonómica ha aumentado respecto a la última oleada de diciembre de 2013, pasando de una adhesión del 63% al 69% en la actualidad. Preguntada directamente por el Estado Autonómico, alrededor del 70% de la población andaluza prefiere un sistema en el que existan Comunidades Autónomas con igual (53,1%) o mayor autonomía (18,3%) que en la actualidad. Sólo una minoría, el 2,2%, apoya que las Comunidades Autónomas puedan independizarse; mientras que el 11,5% prefiere que las Comunidades Autónomas tengan menos autonomía y cerca del 15% apuesta por un Estado con un único gobierno sin Comunidades Autónomas. Como en la cuestión anterior los datos de la encuesta reflejan que se ha incrementado el apoyo al Estado Autonómico respecto a 2013, del 59,3% al 71,4% en 2014. BALANCE POSITIVO Acercando el foco hacia Andalucía, el 61% de la ciudadanía considera que el sistema de Comunidades Autónomas ha sido algo más bien positivo para la región; el 28,4% sostiene que ha sido más bien negativo y el 10,4% que no ha sido ni positivo ni negativo. Se trata de opiniones muy similares a las ofrecidas por los entrevistados en el año 2013. Existe una importante identificación entre las Comunidades Autónomas y el Estado del bienestar. Así lo reflejan el 74,4% de las personas entrevistadas que se muestran de acuerdo con el hecho de que las Comunidades Autónomas puedan tomar las medidas de política social que consideren más oportunas para su población. Sólo muestran su desacuerdo con esta afirmación el 13,9%. El nivel de percepción de las Comunidades Autónomas como agentes de bienestar ha aumentado respecto a 2013, del 65,1% ha pasado al 74,4%. Respecto a la gestión de los impuestos, el 53,5% está en desacuerdo respecto al hecho de que las Comunidades Autónomas puedan bajar o subir libremente cualquier tipo de impuestos, mientras que el 33,8% se manifiesta de acuerdo con esta afirmación. En cuanto a la financiación, el 61,2% de la población entrevistada cree que el sistema de financiación autonómica beneficia a las Comunidades Autónomas más ricas, sólo el 7,7% cree que beneficia a las más pobres y el 11,2% piensa que beneficia por igual a las más ricas y las más pobres. El 20 % responde que no saben si beneficia más a las más ricas o a las más pobres. LA ENCUESTA La Encuesta de la Realidad Social en Andalucía es un proyecto de investigación del Centro de Estudios Andaluces destinado a conocer de forma continuada el estado de la opinión pública andaluza sobre temas de interés social, económico y político. Su objetivo es doble, tanto hacer un seguimiento sobre el estado y evolución de la situación social, económica y política, a partir de la monitorización de diferentes indicadores sociales básicos y de amplio alcance, como informar acerca de la opinión de la ciudadanía sobre cuestiones de actualidad y relevancia pública. Esta oleada se ha realizado mediante entrevista telefónica a una muestra de 1.000 residentes en Andalucía mayores de 16 años en noviembre de 2014.