Dos testigos de la fecha histórica del 4 de diciembre de 1977, en la que Andalucía salió a la calle para reivindicar su autonomía, han protagonizado este año el acto institucional con motivo del 28F que tradicionalmente acoge el Teatro de la Maestranza de Sevilla. Uno de ellos, el joven sindicalista Manuel José García Caparrós, muerto cuando participaba ese 4 de diciembre en Málaga en una manifestación a favor de la autodeterminación para Andalucía, ha sido distinguido como Hijo Predilecto de la comunidad a título póstumo. Otro, el actor malagueño Antonio Banderas, testigo también de aquellas movilizaciones e igualmente designado Hijo Predilecto, ha tomado la palabra para recordar en primera persona aquel día.

Hija predilecta Carmen Laffón
Ambos han sido dos de los rostros de la historia reciente de Andalucía que han protagonizado la jornada en el escenario del teatro sevillano, en una ceremonia en la que también ha sido distinguida como Hija Predilecta la pintora y escultora Carmen Laffón.

Inicio de la ceremonia
La lectura de una declaración extraordinaria sobre el 4 de diciembre de 1977 y la proyección de un vídeo conmemorativo de esa fecha han marcado el inicio de una ceremonia en la que Dolores García Caparrós ha recogido la distinción a nombre de su hermano Manuel José, casi 36 años después de su muerte.

Entrega de medallas
A continuación, ha tenido lugar la entrega de Medallas de Andalucía a la médica e investigadora Marina Álvarez Benito; el empresario Manuel Barea Velasco; el delegado territorial de la Once en Andalucía, Patricio Cárceles Sánchez; el cantautor Manuel Fernández Gerena; el periodista Enrique García Gordillo; la empresaria Dolores Ascensión Gómez Ferrón; el empresario José Manuel Lara Bosch; la bailaora María Rosa Orad Aragón 'María Rosa'; el pintor Miguel Rodríguez Acosta Carlström; el cineasta Alberto Rodríguez Librero; el jugador de balonmano José Manuel Sierra Méndez, y la oficial de la Armada Esther Yáñez González-Irún.

Espititu de pueblo andaluz
Antonio Banderas ha agradecido en nombre de todos los galardonados el reconocimiento, y ha elogiado los méritos de un grupo que "muestra con hechos que hay que tener fe en nuestra tierra, en sus infinitas posibilidades y en su futuro". Un discurso en el que ha subrayado el espíritu del pueblo andaluz, "que camina sin miedo a perder su identidad" y que ve en sus imperfecciones "un estímulo para seguir creciendo".

Andalucía en estos momentos "es una necesidad"
"En estos momentos difíciles, Andalucía para mí no es una región, o un pueblo, un sentimiento, una idea, o un proyecto; Andalucía es para mí, en estos momentos, una necesidad", ha defendido el actor malagueño, que ha apelado a la figura de García Caparrós y las circunstancias de su muerte, y con cuya memoria ha dicho reencontrarse el día en que ambos reciben el mismo título honorífico.

Recuerdo de la muerte de García Caparros "a pocos metros" de él
Así, ha recordado cómo presenció en las calles las movilizaciones que costaron la vida al joven sindicalista -que murió "a pocos metros" de donde él se encontraba aquel día- y ha llamado al pueblo andaluz a salir de nuevo, reviviendo las experiencias del pasado porque "para vivir la vida hay que mirar hacia adelante, pero para entenderla hay que mirar hacia atrás".

Galardonados
Respecto a las personalidades distinguidas, ha destacado la particular manera de la artista Carmen Laffón de "sentir la vida" a través de su obra, así como su "vocación generosa" para poner sus conocimientos al servicio de los jóvenes.

Asimismo, ha valorado la dedicación a la actividad agrícola que ha guiado la vida de la empresaria Dolores Ascensión Gómez, con "cariño, persistencia y ambición"; el éxito empresarial y la acción de responsabilidad social del también empresario Manuel Barea; la trayectoria de José Manuel Lara, creador del Grupo Planeta y profundamente vinculado a Andalucía; la implicación del periodista Enrique García en los primeros pasos de la autonomía andaluza, como informador y colaborador activo, y el logro de la Selección Española de Balonmano, dos veces campeona del mundo, encarnado en la figura de José Manuel Sierra.

Ha elogiado también la trayectoria de Esther Yáñez, primera mujer que ingresó en la Escuela Naval de la Marina en Pontevedra y oficial de la Armada; los méritos de María Rosa Orad como bailaora y coreógrafa; la existencia "dedicada al publico" del cantaor Manuel Fernández Gerena; la sabiduría en el mundo de la pintura, el grabado y la ilustración de Miguel Rodríguez Acosta; la capacidad del director Alberto Rodríguez Librero de conjugar los procesos narrativos clásicos con los códigos más actuales; el impulso dado por Patricio Cárceles a las actuaciones de acción social y la promoción de la imagen de Andalucía, y el trabajo de Marina Álvarez por el tratamiento integral del cáncer de mama.