Cautela es la palabra que podría definir el tono general de las declaraciones que la líder de Podemos Teresa Rodríguez ha hecho esta mañana en Canal Sur Radio a preguntas del periodista Tom Martín Benítez. Sobre los asuntos más espinosos, como la cuestión catalana o las relaciones con IU, Rodríguez se ha mostrado evasiva, aunque no tanto como para que no le entendiera, sobre todo en relación a la federación de izquierdas. Sobre ese todavía confuso proceso de convergencia de Podemos con IU para formalizar candidaturas conjuntas a las generales de diciembre, Rodríguez ha dejado claro cuáles son las líneas rojas: “Siempre hemos dicho lo mismo, estamos abiertos a acuerdos pero pedimos que se deje el carné a un lado”. Preguntada por la sugerencia del líder andaluz de IU, Antonio Maíllo, de hacer unas primarias para elegir el candidato a la Presidencia del Gobierno donde concurrirían Pablo Iglesias y Alberto Garzón, Teresa Rodríguez ha preferido no pronunciarse. “No le he oído esas declaraciones”, contestó. La dirigente andaluza de Podemos tampoco ha sido muy explícita en sus posicionamientos sobre Cataluña y el soberanismo. Rodríguez ha recordado que la candidatura catalana donde está integrado Podemos es favorable al “derecho a decidir”, pero le ha quitado hierro político al equipararlo genéricamente con el derecho de la gente a decidir sobre los asuntos políticos, sociales o económicos que le importan. En contra del criterio ya expresado por Ciudadanos, la secretaria general de Podemos en Andalucía se ha opuesto este lunes a la posibilidad de paralizar los trabajos de la comisión de investigación sobre el presunto fraude de las ayudas a la formación que se va a crear en el Parlamento, en el caso de que éstos coincidan con la campaña electoral de las elecciones generales. “A ningún ciudadano se le paraliza una investigación cuando hay un proceso electoral, sino que tiene que seguir rindiendo cuentas”, ha explicado. 'NO ES UN SHOW' Pero Rodríguez no solo no coincide con Ciudadanos. Tampoco lo hace con el PP, para quien la presidenta andaluza debe comparecer sí o sí en la citada comisión. Preguntada sobre su posición al respecto, la secretaria general de Podemos en Andalucía ha dicho que eso tendrá que determinarlo el propio órgano y comparecerán quienes estén en disposición de ofrecer información. "No se trata de un show", ha dicho. La dirigente de Podemos ha dicho que si la comisión que se celebra en el Parlamento es "lo suficientemente seria" no tiene que ser utilizada con fines electorales, sino que debe limitarse a la búsqueda de la verdad. "Si la paralizamos antes de las elecciones estamos demostrando que sí son plataformas en campaña electoral", según ha recogido Europa Press. COMISIÓN DURA, COMISIÓN BLANDA Por otro lado, tras reclamar que ninguna formación pretenda hacer un "uso electoralista" de la comisión de investigación sobre los cursos de formación, Rodríguez ha insistido en la necesidad de que este órgano sirva para depurar responsabilidades políticas y para aportar nuevos mecanismos que hagan que casos como éste no vuelvan a repetirse. Rodríguez, que ha reiterado que su grupo apoyará las peticiones de creación de la comisión tanto de PP-A como de Ciudadanos, ha dicho temer  que los 'populares busquen hacer "un uso electoralista" de la comisión y que Ciudadanos, formación que facilitó la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta, pretenda una "comisión blanda". En este contexto, Rodríguez ha destacado que se puede estar hablando de más de 2.000 millones de euros "malversados" en los fondos de formación y ha vuelto a reclamar la creación en el Parlamento de una comisión de investigación "permanente" en materia de corrupción.