El plazo de votación concluyó a las doce de la noche del miércoles en las primarias de Podemos Andalucía, donde tres mujeres se disputan el liderazgo. Ayer por la tarde ya habían votado más de 10.000 inscritos y a la misma hora de hoy la cifra superaba los 15.000: así pues, el porcentaje final de participación iba a ser muy superior al escuálido 11 por ciento que votó en las primarias de hace dos años en las que salió elegida Teresa Rodríguez. Finalmente, votaron más 17.500 inscritos, lo que equivale a cerca del 44 por ciento del total.

Aunque en las anteriores primarias la participación fue muy baja, el triunfo de Rodríguez fue aplastante: logró casi el 85 por ciento de los 6.600 votos emitidos. Aunque las sopresas abundan últimamente en política, en estas primarias parece improbable que Rodríguez no revalide su mandato: no solo porque es con mucha diferencia la más conocida de las tres candidatas, sino porque las otras dos, Carmen Lizárraga y Begoña Gutiérrez, no lograron sumar fuerzas unificando sus listas en una sola, como pretendieron inicialmente.

40.000 llamados a votar

A 1 de noviembre en el censo de Podemos Andalucía estaban inscritas 71.705 personas, si bien únicamente 40.117 de ellas están llamadas a votar en tanto que "inscritos activos", denominación orgánica para quienes en el último año han entrado al menos una vez en el Portal de Participación de Podemos. Está previsto que el 11 de noviembre se proclamen los resultados de la votación.

De producirse una derrota de Rodríguez ello significaría un verdadero terremoto en la organización andaluza que a su vez tendría repercusiones nada desdeñables en la dirección nacional. Rodríguez está alineada con las posiciones más duras de Pablo Iglesias, mientras que a Gutiérrez y Lizárraga se las asocia a la línea más moderada de Íñigo Errejón. El principal apoyo de este en Andalucía ha venido siendo Sergio Pascual, a quien Igelsias destituyó de manera fulminante a finales de 2015 como secretario de Organización del partido, abriendo una brecha con Errejón que todavía está por cerrar.

Las dos candidatas críticas son igualmente parlamentarias andaluzas, de manera que el triunfo de cualquier de ellas supondría para Rodríguez dejar de ser la portavoz del grupo, perdiendo así la visibilidad política y mediática que tiene actualmente. La misma visibilidad, por cierto, que hace ahora de ella la favorita en las quinielas.

Juan Torres apoya a Lizárraga

Precisamente ayer Carmen Lizárraga sumaba un tanto significativo para su candidatura al mostrarle públicamente su respaldo el prestigioso catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, y uno de los padres del programa económico de Podemos, Juan Torres. Aunque "independiente" de Podemos, Torres decía esto: "No se puede transformar el capitalismo ni Andalucía sin conocer su historia, por eso creo que la trayectoria profesional e intelectual de Carmen Lizárraga la avala para liderar un proceso de convergencia en esta tierra que vaya más allá del aparato de Podemos".

Torres no citaba a Teresa Rodríguez, pero entre líneas no es difícil adivinar a quién iba dirigido su cauteloso reproche.