La candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, ha asegurado este jueves que es el PSOE quien tiene que decidir qué hace con sus imputados, en relación a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán en el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE). En declaraciones a los periodistas tras mantener un encuentro con representantes de Save the Children en Andalucía, Rodríguez ha indicado que más allá de la responsabilidad penal o delictiva que puedan tener o no hay una "responsabilidad política". "Bajo su mandato se generó un espacio institucional que favorecía que se dieran prácticas corruptas y se hicieron durante mucho tiempo y en cantidades muy grandes", ha destacado la dirigente de Podemos, quien no cree ético que Chaves y Griñán hayan ocupado un escaño para evitar ser imputados en una causa en marcha. Rodríguez ha reprobado el uso de los escaños y de los aforamientos como "impunidad política", así como también pasar de un escaño a otro para evitar que las investigaciones en curso puedan desarrollarse al ritmo correcto. "No es de recibo", ha añadido. En su opinión, el aforamiento solo ha servido en este caso para retrasar que se llame a declarar a dos personas que tienen que aportar una información importante respecto a un asunto que tiene que ser esclarecido judicialmente. Preguntado sobre si teme que esta imputación pueda marcar la campaña electoral, Rodríguez ha dicho que le gustaría hablar de más asuntos aparte de la imputación de Chaves y Griñán, poniendo como ejemplo "la infancia, el empleo o la necesidad de un rescate ciudadano urgente para paliar la situación de emergencia social que existe". Y sobre todo, según ha señalado, de las propuestas alternativas para que las instituciones sean absolutamente transparentes a la ciudadanía y no vuelvan a repetirse casos de corrupción. En este contexto, Rodríguez ha indicado que la vida de los políticos tiene que tener un fin. "Uno no puede ser presidente de la Junta para luego saltar a otro escaño para conseguir una jubilación de lujo", ha apuntado la dirigente de Podemos, quien considera que la profesionalización de la política y la patrimonialización de las instituciones favorecen la corrupción.