La candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, ha dicho este jueves 9 en el programa La mañanas de Cuatro que, en principio, su partido "va a votar que no" a la investidura de la socialista Susana Díaz, aunque no ha descartado otras opciones si "hay cambios" en el Partido Socialista, en el sentido de mostrarse realmente receptivo a las tres condiciones de Podemos: dimisión de Chaves y Griñán de sus escaños, ruptura de la Junta con los bancos que desahucian a personas sin recursos y recortes de asesores y altos cargos para contratar profesionales en sanidad, educación y servicios sociales. El periodista Fernando Garea, de El País, tuvo que preguntarle por dos veces a Rodríguez si, descartado el sí, su partido estaba dispuesto a contemplar la abstención en el caso de que el PSOE no diera satisfacción a las condiciones de Podemos. Ante la insistencia del periodista la líder de Podemos recalcó: "Nosotros vamos a votar que no, pero si hay cambios en el PSOE, estamos dispuestos a hablar", una palabras de Rodríguez que parecen flexibilizar la rigidez inicial de sus planteamientos de negociación. La dirigente de Podemos también salió airosa de la pregunta formulada –y reformulada– por la periodista de InfoLibre Alicia Gutiérrez, quien le pidió que se pronunciara sobre la afirmación de que el PP y el PSOE son lo mismo. Rodríguez admitió que no eran lo mismo, aunque sí habían aplicado las mismas recetas injustas contra la crisis. Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado este jueves que los expresidentes andaluces José Antonio Griñán y Manuel Chaves tienen "una responsabilidad política con la corrupción en Andalucía" y que, por lo tanto, no tienen intención de retirar de la mesa de negociación en esta Comunidad su petición de que el senador y el diputado, respectivamente, dejen sus escaños, independientemente de lo que diga el Tribunal Supremo. "Para nosotros la corrupción no es un problema judicial, es un problema político. Estos dos señores tienen una responsabilidad política con la corrupción en Andalucía", ha asegurado en declaraciones a los medios tras reunirse en Madrid con los cabezas de lista de Podemos para las elecciones autonómicas. Al ser preguntado sobre cómo va a influir la decisión del Supremo en la posición de Podemos a la hora de seguir negociando un posible apoyo a la investidura de la candidata socialista, Susana Díaz, Pablo Iglesias ha defendido que respecto a las tres condiciones planteadas, y a su carácter irrenunciable, han sido "muy claros". "Hicimos tres propuestas. Estamos esperando que nos contesten. No hemos recibido ninguna respuesta", ha añadido.