La candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, no rebaja sus líneas rojas en relación a la investidura de la socialista Susana Díaz, pero sí parece matizarlas. Si el mensaje que había quedado fijado hasta ahora en la opinión pública era que Podemos no se sentaría a negociar mientras el PSOE no aceptara sus tres condiciones, la líder andaluza de la formación morada parece haber relajado algo su rígida exigencia inicial al afirmar, en declaraciones a la SER, que si por parte del PSOE "una condición se cumple, hay un cambio de actitud". Rodríguez también ha manifestado a Europa Press que para su formación "sería valorable" que los expresidentes de la Junta andaluza Manuel Chaves y José Antonio Griñán dejaran por iniciativa propia sus escaños "reconociendo así su responsabilidad política". En declaraciones a la cadena SER Rodríguez fue un poco más allá: “Los gestos están claramente definidos en esas propuestas. Si una condición se cumple, hay un cambio de actitud”, subrayó al tiempo que pedía al PSOE que las reuniones sean públicas tanto en el desarrollo como los resultados. De esta crucial matización parece desprenderse que la dimisión de los expresidentes Chaves y Griñán exigida hasta ahora por Podemos no sería ya una condición absolutamente inexcusable para despejar el camino si no del entendimiento, sí de la negociación con los socialistas. En una entrevista a Europa Press, la diputada electa ha afirmado que esa dimisión respondería a "la demanda enorme que hay por parte de la ciudadanía de la necesidad de acabar con la impunidad de los casos de corrupción y que alguien, por una vez, en algún sitio, asuma la responsabilidad por las cosas que han ocurrido". Y es que la condición de que ambos expresidentes dejen sus escaños ha venido siendo una de las 'líneas rojas' que Podemos ha puesto sobre la mesa a la hora de apoyar la investidura de la socialista y ganadora de las elecciones, Susana Díaz, en el Parlamento andaluz. SOBRE VIERA Por otro lado, Rodríguez ha criticado que el exconsejero de Andalucía y diputado nacional José Antonio Viera, en su declaración ante el Tribunal Supremo (TS), por el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) presuntamente irregulares, "para eximirse de una responsabilidad penal, ha reconocido una responsabilidad política". Ha explicado que desde Podemos defiende que "más allá de lo que digan los juzgados, los representantes públicos que tienen responsabilidades políticas". Así, entiende que "si ocurren cosas como los ERE o los cursos de formación, con el desconocimiento absoluto de un consejero o un presidente de la Junta, hay responsabilidad política que no debe quedar impune, y eso pasa por dejar un escaño, no estamos pidiendo la luna", ha afirmado Teresa Rodríguez.