Si no llevaba retranca, lo parecía. La candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, le ha recordado este viernes a la presidenta socialista de la Junta en funciones y candidata a la reelección, Susana Díaz, que la abstención de su formación no le daría la investidura y que el presidente del PP-A, Juanma Moreno, es "su hombre". Al igual que el resto de formaciones, Podemos no quiere mostrar abiertamente sus cartas ni el modo en que las jugará cuando llegue el momento de la investidura. Así se ha pronunciado Rodríguez en su cuenta personal de Twitter, consultada por Europa Press, donde pretendía aclarar a la candidata socialista y a la ciudadanía que no bastaría con la abstención de Podemos para facilitar la investidura de Díaz como presidenta de la Junta. CUENTAS DE PRIMARIA "Son cuentas de primaria", ha añadido no sin alguna sorna la dirigente de Podemos, quien añade que "Bonilla es su hombre", en referencia al líder de los 'populares' andaluces, cuya formación ha obtenido 33 escaños en el Parlamento andaluz, frente a los 15 de Podemos. Como se sabe, para salir investido, un candidato debe obtener más síes que noes: de los 109 votos, los 47 afirmativos del PSOE vencerían a un número superior de abstenciones, pero no a un número superior de votos negativos, de manera que si Podemos se abstiene pero votan en contra los 33 del PP, los 9 de Ciudadanos y los 5 de IU la investidura no saldría adelante. Ante el mensaje de Rodríguez y preguntada en Córdoba por el asunto, la presidenta Díaz eludido el choque de trenes con la número uno de Podemos, asegurando diplomáticamente que sus hombres y sus mujeres "son nueve millones de andaluces, que tienen que tener cerca a su presidenta, preocupándose de sus problemas". HABRÁ REUNIÓN EL LUNES O MARTES Mientras tanto y como si se tratara de las dos grandes potencias en plena guerra fría, el PSOE-A y Podemos ultiman cautelosamente y desconfiando mutuamente el uno del otro los contactos para cerrar una reunión "el lunes o el martes" de la próxima semana, dentro de la ronda de contactos bilaterales para abordar tanto la elección de los órganos de gobierno del nuevo Parlamento como la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta. Podemos y el PSOE confirmaron a este periódico esa trabajosa cita de la semana que viene. Esos contactos no parecía, sin embargo, conocerlos en detalle el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien este viernes decía que "Susana Díaz tiene que responder. Llevamos dos semanas esperando a que responda a tres preguntas muy claras. En cuanto responda algo, haremos una valoración, pero creo que toca ya una respuesta". De las palabras de Iglesias parece desprenderse que Podemos no se movería hasta que Díaz hablara, pero lo cierto es que esta no ha hablado y Podemos ha comprometido ya un encuentro con los socialistas. PROPUESTA DE ORDEN DEL DÍA El portavoz parlamentario del PSOE-A y miembro de la delegación negociadora socialista, Mario Jiménez ha explicado que su formación remitió este jueves a Podemos una "propuesta de orden del día" sobre el contenido de la reunión bilateral y documentación sobre las propuestas de Susana Díaz para la investidura "y ahora estamos afinando la fecha exacta, ultimando cuestiones de agenda". El hecho de que ambos partidos manejen un instrumento tan solemne y formal como un orden del día para una reunión que no deja de ser meramente exploratoria, es síntoma de la desconfianza entre las dos fuerzas. Aun así, la sugerencia de Podemos de retransmitir la reunión ha quedado de momento aparcada. Jiménez ha defendido la opción de "sentarnos sin posiciones a priori y a hablar de todo" porque "nadie le va a decir a nadie que no lleve lo que considere oportuno" y ha advertido de que "los ciudadanos no entenderían que una formación decidiera no sentarse a la mesa". DÍAZ, OTRA VEZ CONTRA RAJOY A su vez, la presidenta Susana Díaz ha dicho, respecto a la negociación abierta sobre su investidura, que ello "se tiene que hacer cuanto antes", porque "Andalucía no puede estar esperando a tacticismos y a que unos y otros piensen si van a sacar un concejal más o menos en las próximas elecciones municipales". En este punto, Susana Díaz ha vuelto a opinar que "quien tiene mucha responsabilidad en esto es quien ha participado activamente en la campaña en Andalucía, que es el presidente del Gobierno" y del PP, Mariano Rajoy, el cual, según ha recordado, "habla permanentemente de la estabilidad de España, de la imagen de España, de la seguridad, y ha dicho durante la campaña que quien gane en Andalucía tiene que gobernar".