Así lo ha indicado Griñán y a preguntas de los periodistas sobre el paquete aprobado en el último Consejo de Ministros y el que se prevé para el del próximo jueves, según ha anunciado el ministro de Hacienda y Administración Pública, Cristóbal Montoro.

Antes de las generales
"No puede decir que la situación es peor de lo que decían", ha aseverado Griñán preguntado por la desviación del déficit y al recordar que antes de las elecciones el propio Montoro "dijo que estábamos al borde del precipicio" y el presidente del PP-A, Javier Arenas, apuntó a un estado de
"bancarrota".

"Simplemente nos engañaron"
En su opinión, "simplemente nos engañaron", de modo que "dijeron lo que dijeron y han tenido que hacer lo contrario de lo que decían porque había unas elecciones". En este sentido, ha previsto que "tampoco harán todo lo que tengan que hacer hasta que se celebren las andaluzas", si bien ha hecho hincapié en que "eso significa engañar a priori para que luego se sepa, después de las andaluzas", para cuya convocatoria, además, ha dicho tener "una fecha prevista pero depende de cómo vayan los acontecimientos".

Subida de impuestos
Igualmente, ha puesto de manifiesto las críticas 'populares' a las actuaciones de José Luis Rodríguez Zapatero, "sobre todo que la mayor locura del mundo era subir impuestos", algo que al llegar al Ejecutivo nacional han acometido ellos. "Lo recuerdo porque es bueno que se sepa que hemos llegado a unas elecciones con un discurso y desde el primer momento en que ha entrado el Gobierno su práctica ha sido radicalmente diferente", ha comentado.

Pedir disculpas
Por ello, el presidente andaluz ha considerado que "no sería malo que pidieran disculpas de lo que habían dicho y se hubieran dado cuenta de que había que ser compresivo con una crisis" financiera e internacional que "obliga a tomar medidas". En este sentido, se ha mostrado de acuerdo en que hay que tomar decisiones, pero dando un "poquito de más alegría a la actividad económica". "En todo caso, hay que tomar medidas. Comprenderé las que haya que tomar cuando se trate de consolidación fiscal, pero entiendo que hay un cambio de lenguaje, un cambio de discurso en el PP que debería aclarar a sus electores", ha resaltado.

Deprimir el consumo
Sobre las que hasta ahora ha puesto sobre la mesa el Gobierno de Mariano Rajoy, Griñán ha afirmado que si se reduce el gasto público y al mismo tiempo aumentan los impuestos a las clases medias trabajadoras va a haber "un problema muy muy complicado para crear empleo" porque se va a deprimir el consumo, la inversión así como "todos los alicientes" para poder crear empleo, con lo que se podría "entrar en una senda de depresión recesiva, incluso de deflación, que es lo peor que podría pasar".

"Se está tomando el pelo con el tema de las pensiones"
Junto a ello, ha añadido que "se está tomando el pelo con el tema de las pensiones", ya que no se puede hablar de subirlas y luego aumentar también los impuestos, "de manera que lo comido por lo servido". Asimismo, ha afirmado que "no parece que tampoco sea una buena noticia para los funcionarios" que se les congele el sueldo cuando además se les sube la jornada y los impuestos.