El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha considerado hoy que la mejor manera de "servir a España" en estos momentos es decirle al PP que "tiene que irse a la oposición" por su "incapacidad" para liderar un tiempo nuevo que, a su juicio, tiene que gestionar el PSOE, con Podemos y Ciudadanos. "Y Susana (Díaz) piensa exactamente lo mismo que yo, lo que pasa es que ella lo interpreta en cante jondo y yo en cante jotero", ha bromeado a preguntas de los periodistas.

Explorar acuerdo con Podemos e IU
Lambán, secretario general de los socialistas aragoneses, ha vuelto a reiterar que su "preferencia" para lograr un acuerdo para la gobernabilidad de España pasa por que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, explore una "fórmula de acuerdo parlamentario" con Podemos e IU, sus "aliados naturales". Pero "necesariamente" se ha de contar con otras fuerzas políticas que den al nuevo gobierno "coherencia y solidez" y que, sobre todo, le permitan llegar a la mayoría parlamentaria de 176 diputados, y para eso se requiere a Ciudadanos, ha dicho.

Rajoy inhabilitado
No obstante, el PSOE solo deberá tratar de buscar alianzas una vez que reciba el encargo del Rey, en tanto en cuanto ahora es "el tiempo del PP", que ganó las elecciones, a pesar de la "irresponsabilidad suprema" del presidente en funciones, Mariano Rajoy, que ha rechazado presentarse a la investidura. Eso, a juicio de Lambán, es algo que "descalifica definitivamente" a Rajoy para ejercer ninguna clase de liderazgo, "si es que la corrupción de su partido no lo ha descalificado ya".

Sobre Felipe González
Lambán también se ha referido a las manifestaciones del expresidente socialista del gobierno Felipe González, quien ha apostado por un pacto de gobierno entre PP y Ciudadanos que el PSOE permitiese con su abstención. Después de asegurar que Felipe González es "uno de los políticos más importantes no ya de España, sino de Europa e incluso del mundo", Lambán ha recordado los "ejercicios formidables de patriotismo" que llevó a cabo González durante su mandato, y que los socialistas actuales son "discípulos lo más aventajados posible" de lo que su figura significó históricamente. Pero también ha insistido en que el "tiempo nuevo" que se abre lo tiene que liderar el PSOE, con Podemos y Ciudadanos, lo que significa que los socialistas deben estar dispuestos a "hacer sacrificios" en su programa electoral y en su hoja de ruta "en interés de España.

Comité Federal y la hoja de ruta
Ha insistido en el mandado del Comité Federal del partido: "el PSOE no va a pactar en Madrid con el PP bajo ningún concepto". Y se ha referido en este sentido a la oferta realizada por Rajoy de alcanzar un pacto entre PP y PSOE para el gobierno central a cambio de que los populares garanticen la estabilidad de los ejecutivos autonómicos que gobiernan con apoyos puntuales de Podemos. "En Aragón tenemos una hoja de ruta absolutamente establecida por los pactos de investidura con Podemos, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida, y eso es absolutamente inalterable", ha enfatizado.