La presidenta de Andalucía, Susana Díaz (PSOE), ha anunciado hoy que antes de la sesión de control en el Parlamento del próximo jueves hará pública su declaración de la renta y de bienes, lo que también harán su pareja, el grupo parlamentario socialista y el Gobierno que preside.

"Trasladar a los ciudadanos que vn a luchar contra la corrupción"
En una entrevista en Televisión Española, Díaz ha dicho que con esta decisión y otras que ha propuesto sobre financiación de los partidos quiere trasladar a los ciudadanos que van a "luchar con todas nuestras fuerzas contra la corrupción, pero no para aniquilar al contrario, sino para abrir puertas y ventanas en todas las instituciones y recuperar la confianza en este país".

Sin respuesta aún del PP-A
Ha lamentado que, hasta el momento, el PP-A no haya respondido a las medidas "contundentes y tangibles" que puso sobre la mesa en su discurso de investidura como presidenta para luchar contra la corrupción, como llevar a notario y presentar en la Cámara de Cuentas la contabilidad de los partidos políticos de los últimos diez años.Una medida así es fundamental, según ha indicado, para acabar con ese "desconcierto" de los ciudadanos sobre cómo nos financiamos los partidos.

"Se requiere concenso y acuerdo"
Tras señalar que se requiere "consenso y acuerdo" contra la corrupción, Díaz ha afirmado que es necesario un pacto nacional de regeneración política para que los políticos dejen "de ser un problema para la gente y formemos parte de la solución a los problemas" de los ciudadanos.

"El Problema de Cataluña no se arregla con reuniones secretas como ha hecho Rajoy"
La presidenta andaluza, que ha pedido a la Corona española que se "replantee muchas cosas" dentro de ese pacto nacional, ha pedido al Mariano Rajoy que "se ponga al frente" del problema con Cataluña porque es algo que no se arregla "escondiendo la cabeza bajo el ala" ni con "reuniones secretas".

Polémica sobre el mobiliario de su despacho
Díaz, que lleva en el cargo "14 días que parecían 14 meses", se ha comprometido a volver a usar Twitter, donde ha surgido una polémica sobre el mobiliario de su despacho, que es el mismo que tenía en su Consejería porque "no estamos para invertir en despachos ni en alfombras" y se deben "reutilizar y reciclar" los recursos públicos.