La secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha calentado motores en la víspera del día de Andalucía. En un gran acto del PSOE andaluz en Sevilla, Díaz ha afirmado que Andalucia "necesita cuando antes" que España tenga "un gobierno sólido, firme y sensible" con Pedro Sánchez al frente para que "ponga rumbo a este país cuanto antes".

España, atrapada por “trileros”
Esta comunidad “necesita cuanto antes que España tenga un gobierno sensible con quien lo ha pasado mal, que devuelva derechos a las personas; un gobierno sólido que diga no a quienes quieren atropellar para irse o quieren dejar como papel mojado a la Constitución", ha enfatizado. En su opinión, España no puede "seguir atrapada" en la negociación para la “de quienes ha definido como "trileros", políticos "que tienen en su ADN el egoísmo" o "han llegado a la política desde el odio y desde el rencor".

Urge a un gobierno presidido por Pedro Sánchez
Tras recordar que ella estuvo "ochenta días atrapada" hasta ser investida presidenta de la Junta -"habiendo ganado bien las elecciones", ha matizado- ha urgido la formación de un Gobierno presidido por Pedro Sánchez, aunque en ningún momento ha aludido al referéndum que hoy celebra el PSOE sobre su pacto con Ciudadanos.

28F
Díaz ha pedido a los andaluces que demuestren que el 28 de Febrero, la fecha en la que accedieron a su autogobierno en igualdad de condiciones con las nacionalidades históricas, "está escrito en piedra" y ha vaticinado: "Cada vez que asome la desigualdad y los privilegios de unos frente a otros tendremos que poner sobre la mesa aquel 28 de Febrero por el que luchamos".

Rechazo a una España "de dos velocidades"
Ha reivindicado una Andalucía que no aspira a ser "la que más", sino que pretende "que todos seamos más" y ha rechazado una España "de dos velocidades", de españoles "de primera y de segunda" porque "siempre que se ha dividido entre españoles de primera y de segunda, los andaluces hemos quedado en el lado de los de segunda". En su opinión, ahora todas las comunidades autónomas deben de "trabajar de la mano" para construir "una España mejor" pero también junto a "franceses, alemanes o italianos" porque "hay grandes problemas en el mundo que no vamos a poder arreglar solos".

36 años de autonomía
Díaz ha definido la bandera de Andalucía como "la de la esperanza" y ha reivindicado el 28 F como "un día de piel y de sentimientos" en el que los socialistas se sienten "orgullosos de todos los pasos" que han dado en los 36 años de autonomía andaluza.

El PP y la bandera andaluza
Ha criticado, sin mencionarlo, al PP, que ha desplegado una gran bandera de Andalucía cerca de donde se celebraba el mitin socialista y le ha espetado: "No hay bandera por grande que sea que pueda tapar lo que la derecha le ha hecho a esta tierra".

Críticas a Podemos
También ha criticado a Podemos, sin citarlo, al deplorar a quienes "han llegado a la política con rencor y odio a las instituciones y a los partidos" y ha valorado que los socialistas militan "con amor a una tierra y a unos principios".

A este acto, celebrado en el Casino de la Exposición de Sevilla, donde estuvo el centro de datos del referéndum del 28 de ferero de 1980, han asistido también los expresidentes andaluces Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla, a quienes Díaz ha citado, por primera vez en meses, también los nombres de sus antecesores Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados por el caso de los ERE.

De la Borbolla
El expresidente, José Rodríguez de la Boroblla, enfatizado que el 28 de Febrero de 1980 "ha sido el único día de la historia de España en que un único pueblo de España, el andaluz, consiguió la única victoria contra los poderes centrales de España" y respecto a la reforma constitucional ha ironizado: "El café para todos entretiene pero no alimenta; lo que hace falta son huevos fritos con patatas y con embutidos, y que cada uno escoja el embutido que quiera".

Escuredo
Otro expresidente, Rafael Escuredo ha abogado por "seguir alimentando" el sueño del 28 F, en el que los andaluces no lucharon "por una cuestión étnica, ni por una lengua", sino "contra la injusticia y por la libertad y por la igualdad" y ha emplazado a Díaz a "levantar la voz" y asumir, desde Andalucía, "la responsabilidad de que el federalismo integre a la ciudadanía en un proyecto común de futuro, desde un pueblo que nunca le hizo trampas al Estado".