Era una de las intervenciones más esperadas del Comité Federal tanto por el peso de la federación andaluza como por el hecho de ser conocidas las discrepancias orgánicas y estratégicas de su líder con la dirección de Ferraz. El interés del discurso de la secretaria general del PSOE andaluz no estuvo tanto en las novedades, que no hubo muchas ni muy destacadas, como en los énfasis, tanto en los de sesgo negativo como en los de sesgo positivo. Entre los primeros, sin duda el más significativo fue el referido a Podemos y a su líder, Pablo Iglesias, para quien Susana Díaz tuvo reproches muy duros, como llamarlo “trilero”. Hay quienes “pretenden destrozarnos”, dijo en alusión de Podemos, sobre cuyo líder dijo que se había “metido en una avioneta a tirar octavillas a nuestros militantes” y había tenido además “el descaro y el desahogo de llevar una semana insultando al presidente que nos metió en la modernidad”, según trasladaron a este periódico personas presentes en la reunión del Comité Federal. Díaz también dijo haber “echado en falta” una defensa más contundente por el PSOE de la figura de Felipe González ante los ataques de Iglesias. “EL PEOR RESULTADO DE LA HISTORIA” “¿Me da confianza alguien que hace eso para poder formar un Gobierno conjunto?”, preguntó retóricamente Díaz, que a continuación dejó muy clara su posición: “Un Gobierno de coalición con Podemos no lo veo. No es el Gobierno que necesita nuestro país”.   También fue muy explícita en sus reproches al Partido Popular y a Mariano Rajoy, que se han llevado por delante “la dignidad de la gente y los derechos de las mujeres” y que tienen graves casos de corrupción. Ahora bien, se preguntó Díaz, “¿por qué nos ha ganado un partido así?”. En su opinión, ya conocida, “el 20D el PSOE no hizo historia, sino que sacó el peor resultado de la historia; es verdad que el escenario era distinto, pero no conseguimos ganarle a un partido como el PP”. La presidenta andaluza reiteró que “no admitiría el voto de aquellos independentistas que ponen en cuestión la unidad de España: si ese es el peaje, no me vale”. Y añadió a continuación: “En cambio, sí creo que hay otras fuerzas con las que nos podemos entender, sabiendo que representamos la igualdad, unidad y justicia social”. Era fácil entender ahí  alusión a Ciudadanos, aunque puede que también a IU Por lo demás, apoyó la consulta a los militantes sobre futuros acuerdos de Gobierno, propuesta sorpresivamente por Pedro Sánchez: “El SPD lo hizo cuando tuvo que pactar con Merkel. A la militancia, hay que contarle la verdad, y hay que contar con transparencia el acuerdo, el programa, el tipo de gobierno, que los militantes sepan qué le vamos a ofrecer a España”.