La secretaria general y candidata socialista a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, ha presentado ese lunes el programa electoral de su partido para paras elecciones del 22-M poniendo especial hincapié en las políticas sociales, aunque sin olvidar la economía ni, como era previsible, la corrupción. Una de las novedades que ha planteado Díaz ante los dirigente y militantes del PSOE es la creación de una oficina de prevención del fraude y la corrupción, para que “el que se acerque” a la Administración con intenciones de aprovecharse de lo publico “se lo piense dos veces”. La presidenta, no obstante, no precisó más detalles sobre el contenido, funciones, competencias y alcance de dicha oficina. IMPULSO A LA EDUCACIÓN INFANTIL Bajo el epígrafe ‘Familia segura’ el programa socialista promete para la siguiente legislatura 12.000 nuevas plazas para las aulas de 0 a 3 años “para que las familias no tengan que soportar esa carga que hoy suelen asumir "los abuelos y abuelas”. También habrá aulas matinales desde las 7 de la mañana hasta las 6 de la tarde, contrataciones de profesores de refuerzo para alumnos de Infantil y Primaria y servicio de comida para los alumnos con problemas para alimentarse debidamente en sus hogares. Con esas medidas, argumentó Díaz, “daremos una primera experiencia laboral de profesores de Primaria e Infantil, a nuestros titulados y contribuiremos a frenar la segregación de la reforma educativa del Gobierno”. La presidenta andaluza reiteró, por otra parte, el que viene siendo otro de los ejes de su precampaña: su voluntad de que “Andalucía sea una garantía en el modelo territorial y en la cohesión social, porque cuando desde Andalucía pedimos algo lo pedimos siempre y también para el resto”. REBAJA FISCAL DE 1.200 MILLONES El empleo sigue siendo la gran obsesión de Díaz. Para mejorar la capacidad de gasto de las familia prometió rebajas fiscales en el IRPF que dejen a disposición de los ciudadanos 1.200 millones de euros. “Uno –recalcó– tiene que gastar lo que ingresa, lo voy a seguir defendiendo como presidenta, para no estar en manos de nadie, defiendo la estabilidad presupuestaria, para crear empleo como ya lo hemos hecho, pero tiene que ser empleo de calidad, con salarios justos, blindando los derechos y servicios. Para eso también somos garantía”. También aludió a la sanidad y anunció que, tal como prometió meses atrás, “mañana se aprueba oferta pública de empleo de 3.000 profesionales sanitarios, algo inédito hoy en una Administración pública”. Y añadió: “Vamos a seguir blindando el derecho a la dependencia. Digo bien: derecho”.