La presidenta andaluza en funciones no tira la toalla. Mantiene su propósito de optar a ser nuevamente investida presidenta de la Junta, aunque sus posibilidades de conseguirlo son remotas.

Así lo ha confirmado hoy la secretaria provincial del PSOE de Sevilla y secretaria primera de la Mesa del Parlamento, Verónica Pérez, tras la primera reunión de la Mesa: "No hay nadie con más legitimidad para presentarse a la investidura que Susana Díaz, porque es la que tiene más votos".

Moreno es el favorito

De entrada, Díaz solo cuenta con los 33 votos del grupo socialista, aunque podría llegar a 50 si Adelante Andalucía (AA) decide darle un apoyo que hasta ahora le viene negando. La mayoría absoluta está en 55. 

El líder del PP Juanma Moreno es quien cuenta con más posibilidades de ser presidente de la Junta: en principio, 59 votos (26 PP, 21 Cs y 12 Vox), aunque las reticencias que viene mostrando el partido ultraderechista a asumir el pacto programático de PP y Cs sin haber negociado con ellos proyectan un cierto suspense sobre desenlance de la primera votación de investidura, que podría tener lugar el miércoles 16.

Si Moreno no saliera elegido en ese primer intento, habría un segundo 48 horas después y si éste fracasara y en dos meses no hubiera nuevo presidente, se convocarían automáticamente elecciones.

La incógnita de AA

Mientras, la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, dará comienzo el 9 y 10 de enero su ronda de contactos con los distintos grupos para, una vez escuchados, proponer un candidato a la investidura de la Presidencia de la Junta. El viernes 11 la Mesa volverá a reunirse, seguramente para convocar el primer Pleno de investidura. 

La Mesa también ha decidido la asignación del espacio que ocupará cada grupo en las dependencias del Hospital de las Cinco Llagas, ya que su distribución varía por la entrada de Vox y por el diferente número de escaños obtenido por los demás en relación a 2015.

Queda pendiente de resolver la cuestión de la presencia de Adelante Andalucía en la Mesa. La confluencia y el Partido Socialista han presentado sendos escritos para que AA tenga un sillón en la Mesa, como prescribe el Reglamento de la Cámara. Adelante, que en esto cuenta con el apoyo socialista, reclama estar con voz y voto; lo primero parece seguro, pero no así lo segundo.