La secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha asegurado este viernes que no opinará sobre las primarias socialistas para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno para dar "libertad absoluta" a los militantes y simpatizantes que participen en el proceso, en el que desconoce si habrá más aspirantes que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "que se presentará imagino como ha dicho". Díaz se ha pronunciado de este modo durante una entrevista en la cadena Ser, recogida por Europa Press, al ser preguntada por la alianza que le propuso Sánchez durante su hasta ahora única presencia en la campaña electoral del 22M al plantear una "alianza" entre los gobiernos de Andalucía y España con ella en San Telmo y él en Moncloa. "Eso forma parte del calor de un mitin, la gente sabe que mi alianza es con los andaluces y siempre vamos a apoyar al PSOE en lo que decida el próximo verano para que seamos la alternativa de gobierno en España", ha asegurado la líder del PSOE-A, que ha señalado que Sánchez "se presentará imagino a esas primarias como ha dicho y yo no sé si habrá más candidatos", aunque ha querido dejar claro que no va a opinar al respecto "porque no lo hice en el congreso y lo volveré a hacer ahora para dar libertad absoluta a los militantes y simpatizantes que participen". Preguntada por el hecho de que Sánchez sólo vaya a participar en dos años durante toda la campaña, Díaz ha defendido que su presencia es la "normal" de un secretario general en una campaña autonómica "pero lo que es normal es lo que ha hecho Rajoy, que ha venido tres veces en tres años como presidente y va a hacerlo seis veces en campaña". "Estoy muy orgullosa de que Andalucía tenga más voz que nunca en España pero lo del presidente del Gobierno no es natural", ha subrayado. Por otra parte, Díaz ha reiterado su voluntad de permanecer en Andalucía los cuatro años de legislatura que se iniciarán tras las elecciones del próximo domingo porque "es lo que quiero hacer, es mi compromiso, ilusión y pasión" para la que está convencida de lograr la "confianza mayoritaria de los andaluces" en las urnas que permita un "gobierno estable que ayude a crear empleo y les dé seguridad". La candidata socialista, que en todo momento ha rechazado hablar de pactos postelectorales porque "el único acuerdo que busco es con andaluces", ha cuestionado el compromiso expresado reiteradamente por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que gobierne la lista más votada. "Se lo podía haber dicho a los suyos aquí porque hay casi 60 municipios en toda Andalucía donde ganó el PSOE y gobierna el PP con IU, no se puede decir una cosa y al otro día la contraria", ha añadido Díaz, que ha recordado que nunca ha defendido ese planteamiento porque "las reglas de la democracia dicen que cuando dos fuerzas políticas forman una mayoría pues es la mayoría y ya está". BLINDAR LA SANIDAD En materia económica, Díaz se ha mostrado "en contra de la política de subvenciones y a favor de los incentivos", ha situado como objetivo "acabar con la reforma laboral injusta" aprobada por el Gobierno del PP y ha defendido su propuesta fiscal "justa" frente a la "obsesión" del PP-A con el impuesto de sucesiones y donaciones, que se ha mostrado partidaria de "modular pero no bajarlo a los 300 más ricos de Andalucía porque los que más ganan tienen que pagar más". La líder del PSOE-A ha reiterado su compromiso de blindar la sanidad pública porque "no puede ser que quienes han ganado tanto con el ladrillo y la vivienda quieran especular ahora con la salud para hacer negocio" y ha criticado que el Gobierno haya intentado hacer "insostenible" la atención a la dependencia. Por último, también ha lamentado que "partidos que vienen de nuevos" como Podemos hayan "comprado la dialéctica y los ataques ofensivos de la derecha dentro y fuera de Andalucía contra la dignidad que trabaja en el campo andaluz" con sus críticas al funcionamiento del antiguo PER.