La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado en el Parlamento andaluz que la partida que se destinará a educación en los Presupuestos para 2015 crecerá "en más de 120 millones" porque el Gobierno andaluz defiende la educación pública y "escucha a quienes han salido a la calle a pedirle a este Gobierno que minimice los efectos de la Ley Wert".

No tocar la educación
Susana Díaz afirmó en la
Susana Díaz interviene en la sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento andaluz. Foto Junta de Andalucia

al Ejecutivo que "tocar la educación es tocar el ascensor social", es decir, las posibilidades de que toda persona pueda llegar hasta el límite de sus capacidades, algo que el Gobierno andaluz no está dispuesto a consentir, por lo que está minimizando cualquier recorte derivado de la reforma educativa implantada por el Gobierno de la nación.

Se mantienen ayudas
Así, la presidenta ha recordado que en Andalucía no se ha incrementado la ratio media de alumnos por clase, se mantienen las ayudas al comedor escolar y el transporte escolar, las becas o la gratuidad de libros de texto, lo que no sucede en todas las regiones. En este sentido, Díaz ha señalado que el colchón de ayudas públicas con que cuenta una familia al año en el ámbito educativo alcanza los 2.000 euros.

Recortes del Estado
La presidenta de la Junta, que ha afirmado que en los últimos años se han recortado 10.000 millones de euros en el Estado del bienestar en España, es decir, en sanidad, educación y dependencia principalmente, ha lamentado que el Ejecutivo andaluz tenga que afrontar "a pulmón" el 75% del coste de la dependencia porque se trata de un derecho que el Gobierno central "no quiere reconocer"; "quiere que sea insostenible", ha apostillado.

Fondo de Convergencia
Por razones como ésta, por la forma en que se ha repartido el Fondo de Convergencia y por las escasas inversiones previstas en los Presupuestos Generales del Estado para 2015, Susana Díaz concluido que "Andalucía no está en las prioridades del Gobierno de España". Al contrario, entiende que se ha pretendido "asfixiar" a Andalucía pese a que, como ha enfatizado, "nosotros hemos cumplido con España".

Así con todo, la presidenta de la Junta ha defendido que los Presupuestos del Gobierno andaluz para 2015 serán "el espejo en el que el Gobierno de España no querrá mirarse" al representar otra forma de encarar la crisis económica.

Servicios públicos de calidad
"La prioridad será la creación de empleo, blindar unos servicios públicos de calidad y excelencia y fomentar las inversiones para que haya crecimiento económico", ha subrayado Díaz, quien ha contrapuesto "lo que traen los Presupuestos Generales del Estado: más austeridad, recortes y ajustes en las políticas de empleo".