En el PSOE andaluz no hay ambiente de consulta. Personas que conocen bien el partido auguran que la participación de los militantes en la consulta para ratificar el acuerdo alcanzado de gobierno alcanzado por la dirección federal con Ciudadanos no será seguramente muy elevada, aunque dan por seguro que saldrá el sí. Desde la sede regional del partido en la calle San Vicente de Sevilla son extremadamente prudentes. No quieren enviar ningún mensaje que puede interpretarse como contrario a las aspiraciones de Pedro Sánchez de ocupar la Presidencia del Gobierno. En la sesión de control de este jueves en el Parlamento andaluz Díaz ha vuelto a repetir que espera que haya un nuevo Gobierno en España presidido por Sánchez. No obstante, la presidenta de la Junta de Andalucía también ha defendido este jueves el papel de las diputaciones provinciales a la hora de garantizar la igualdad de oportunidades de ciudadanos y de vertebrar y cohesionar el territorio, al tiempo que se ha mostrado convencida de que habrá un acuerdo de las fuerzas políticas para la modernización de las instituciones. CRÍTICAS MUY MEDIDAS Mientras tanto, varios presidentes de diputaciones andaluces han expresado su desacuerdo con la pretensión de suprimir estas corporaciones, pero lo han hecho con palabras muy medidas, criticando la medida pero salvaguardando a su secretario general. Quien se ha mostrado más contundente ha sido el presidente de la Diputación de Jaén y secretario general, Francisco Reyes, que ya adelantó ayer que votará en contra aunque, eso sí, a título personal. Para Susana Díaz, cuando no se tiene mayoría, es bueno siempre que se alcancen acuerdos con otros partidos, que es lo que está haciendo el PSOE, y ha agregado que le da tranquilidad además que sea con fuerzas políticas que defienden la unidad de este país y la igualdad, esto es, el modelo que contempla la Constitución y con el que ella se siente identificada, ese "proyecto común que es España y que tiene presente y futuro". Asimismo, se ha mostrado convencida de que cuando se sienten a hablar de las competencias que tiene que gestionar cada institución, así como de la necesidad, la utilidad y la eficacia de cada una de ellas, "habrá grandes acuerdos y se pondrá en valor el papel que las diputaciones hacen, sobre todo, en los pueblos pequeños para vertebrar y cohesionar el territorio" y para que sus ciudadanos reciban las mismas prestaciones de servicios que los que viven en los barrios de las ciudades. En su opinión, todo eso se valorará, aunque "habrá cosas que hay que cambiar, porque es lógico que hay que modernizar las instituciones", y se ha mostrado convencida de que se llegará a acuerdos en esa materia. HUELVA Y SEVILLA, PRUDENTES Mientras, el vicepresidente de la Diputación de Huelva y portavoz del grupo socialista en la misma, José Luis Ramos, ha mostrado el rechazo por parte del citado grupo a la supresión de las diputaciones provinciales. Por ello, el PSOE llevará una moción al pleno del mes de marzo en apoyo a la labor de estos entes provinciales, ya que su supresión supone "un ataque directo a los pequeños municipios". También ha precisado que las diputaciones "han sido un ejemplo en la gestión, siendo una de las administraciones que mejor lo ha hecho en estos últimos cuatro años", por tanto considera que "el gasto no es excusa". Además ha insistido en que sectores como el del turismo, la agricultura, la minería o la pesca y las infraestructuras, "ha sido vital la participación de los fondos provinciales". Igualmente, ha hablado con prudencia el presidente de la Diputación Provincial de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, para defender el "imprescindible" trabajo que a diario realizan estas instituciones provinciales y ha anunciado que, como presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), convocará al resto de dirigentes provinciales andaluces próximamente. Rodríguez Villalobos, persona de total confianza de Susana Díaz, se ha mostrado partidario de "mejorar" lo que sea necesario en la prestación de servicios a los municipios menores de 20.000 habitantes, entre ello, el debate para "una financiación local justa". Así, ha considerado que "todo es mejorable" y que "sería muy interesante tomar este momento para realizar un estudio pormenorizado" de cuáles son los servicios y prestaciones que los entes provinciales desarrollan. "Agradezco la peregrina idea de C's de suprimir las diputaciones, porque eso nos da la oportunidad de contar la enorme utilidad de las instituciones provinciales y dar visibilidad a una entidades que han venido haciendo una labor callada y permanente a favor de los municipios de España", ha concluido.