Este lunes por la noche la presidenta andaluza ha dado un paso más en su cauteloso camino hacia Ferraz. En una entrevista en Canal Sur Televisión, Susana Díaz no ha dicho explícitamente que concurriría a unas primarias socialistas, pero sí ha dado una nueva y reveladora pista: "Es compatible ser secretario general de un partido y presidente siempre que se pongan por delante los intereses de la gente".

¿Pero entonces tiene intención de presentarse?, le preguntaba la periodista Mabel Mata. “Es que no se trata de mí ahora, sino que lo prioritario es el proyecto de partido que queremos y que el PSOE vuelva a ser ese partido de mayorías y ganador”. Lo principal, recalcaba, es “qué vamos a hacer con el PSOE, porque es muy importante para este país lo que haga".

La de anoche era la cuarta entrevista que Díaz concede en una semana, lo que ha sido unánimemente interpretado por todos los observadores y analistas políticos como su disparo de salida en la inminente carrera por el liderazgo socialista. Precisamente una de las incógnitas sobre esa carrera se refiere a quiénes serían los otros candidatos: parece seguro que Pedro Sánchez será uno de ellos y que Patxi López no se ha descartado. No obstante, todo está aún muy abierto, pues la competición no parece que vaya a tener lugar antes de la primavera.

“Sánchez ha hecho lo que ha podido”

Preguntada sobre el exsecretario general socialista, Díaz se ha mostrado muy respetuosa, huyendo sin duda del tono de reproche utilizado por Sánchez contra ella en su última entrevista televisiva: "Pedro Sánchez ha hecho lo que ha podido, seguro que ha querido hacer lo mejor, pero la realidad es que dos años después no ha servido y tenemos que repensar en cuál es ese proyecto de mayoría". En todo caso, ha dejado claro que Sánchez “tendrá las puertas abiertas” del partido en Andalucía para hacer campaña si esos son sus planes.

La presidenta también ha subrayado que "no se puede ser socialista sin defender Andalucía” y que “todo socialista lleva en el ADN la defensa de la igualdad y para Andalucía es clave defender la igualdad, porque cuando hay desigualdad, nos va mal".

En cuanto a las relaciones entre el PSOE y PSC, Díaz ha presisado que ella quiere seguir caminando de la mano del PSC, pero con lealtad y generosidad, como ocurrió hace 40 años: “Debe haber lealtad de ida y vuelta".