La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha reclamado transparencia e información, además de un protocolo escrupuloso, para el operativo que se disponga en las bases aéreas norteamericanas de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) con vistas a acoger, como lugar de tránsito, a los militares estadounidenses que participen en las labores de apoyo practicadas en la zona de mayor contagio de ébola.

Sensibilidad pero transparencia
Durante una reunión con el embajador norteamericano, James Costos, Díaz le ha trasladado "la especial sensibilidad del Gobierno andaluz" ante un tema de tanto impacto social. Según ha explicado al término de la reunión el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, "en el Gobierno andaluz compartimos la finalidad de la misión, porque todo el mundo ha de entender que hay que trabajar en el lugar de origen para atajar el ébola, pero eso no significa que tengamos, como Gobierno, la obligación de contribuir a dar tranquilidad y a contar con la información oportuna, y por eso hemos pedido al Gobierno de España que nos la facilite".

Información por los medios
Jiménez Barrios, que se ha quejado de que el Gobierno andaluz se enterase de decisiones de este calado "por los medios de comunicación", ha señalado que el Gobierno central ya le ha trasladado, a través de la delegada del Gobierno, Carmen Crespo, información al respecto.

Protocolo correcto
No obstante, como ha señalado el consejero, "Susana Díaz ha reclamado que el Gobierno andaluz ha de contar con la información detallada y precisa sobre estas operaciones". "Sabemos que las bases militares se utilizarán como tránsito y que las operaciones se aprobarán avión por avión por el Gobierno de España. Pero el protocolo tiene que ser correcto y exacto y nos ha de llegar información al Gobierno de la Junta, para que a su vez nos ayude a dar información a la ciudadanía". "La información y la transparencia deben presidir estas cuestiones", ha apostillado Jiménez Barrios.

El embajador norteamericano, como ha explicado el consejero de la Presidencia, "ha comprendido con claridad cuál es la sensibilidad del Gobierno andaluz y esperamos que la traslade también con esa sensibilidad a su país".

Más carga de trabajo para las bases
Otro de los asuntos tratados en la reunión entre la presidenta de la Junta y el embajador norteamericano ha sido el relativo a la situación laboral de los trabajadores de la base aérea de Morón de la Frontera, donde la empresa Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), sociedad que gestiona los servicios civiles de esta plaza, ha planteado varios recortes de plantilla.

Contundencia
Jiménez Barrios ha señalado que "la presidenta ha sido muy contundente al trasladarle al embajador la preocupación por la disminución del empleo en las bases de Rota y de Morón de la Frontera".

Más carga de trabajo
"El empleo y la redistribución de riqueza que han significado tradicionalmente esas bases para nuestra tierra se ha de corresponder con un momento en el que hay un incremento de la carga de trabajo al llegar más marines y con el escudo antimisiles. Por lo tanto, entendemos, y así se lo ha trasladado con insistencia la presidenta, que en vez de disminuir el empleo, debe crecer".

Según el consejero de la Presidencia, James Costos "ha tomado nota", ha manifestado que comparte esta misma preocupación del Gobierno andaluz y se ha comprometido a trasladarla a las instancias oportunas.