La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reivindicado este sábado a esta comunidad autónoma como una "garantía para España" porque su compromiso con la igualdad "es la que permite que no haya dos velocidades y que no haya pueblos o territorios en España con más privilegios o derechos que otros". Díaz se ha pronunciado de este modo, en declaraciones a Canal Sur Radio recogidas por Europa Press, tras el acto institucional con motivo del 28-F en el Parlamento andaluz y poco antes de su discurso en el acto oficial de entrega de las Medallas de Andalucía. Tras recordar que "apenas tenía seis años" cuando Andalucía accedió a la autonomía plena en 1980, la jefa del Ejecutivo andaluz ha asegurado que espera estar "a la altura del legado de esos andaluces que levantaron la voz para hacer un pueblo libre e igual que el resto de España". En su opinión, "Andalucía es ahora mismo una garantía para la igualdad con el mantenimiento del Estado del bienestar y de lo público, como la sanidad, la educación y la atención a mayores y todo lo que hemos ido tejiendo en 25 años, aunque habrá cosas que mejorar y que cambiar". Sobre su papel en el modelo territorial, Díaz ha recordado que "Andalucía nunca pidió ser más que nadie, pero tampoco quería ser menos y cuando pedíamos para nosotros estábamos garantizando la igualdad para el conjunto de los ciudadanos de este país, y ambas cosas están hoy muy vigentes y son muy necesarias en España". A su juicio, "Andalucía es una garantía para el conjunto del país porque los andaluces somos tremendamente españoles, estamos profundamente identificados con España, queremos a España como España quiere a Andalucía y somos también una esperanza para miles de ciudadanos de todas las comunidades que saben que estamos marcando la diferencia protegiendo a las personas y garantizando la igualdad entre territorios". En cualquier caso, ha advertido de que "hay amenazas de quienes no estuvieron a gusto aquel 28-F y quieren volver al centralismo con la excusa de la crisis y quienes quieren volver al café para unos y otros mirando desde la barrera". "Eso tras 35 años de autonomía plena en Andalucía ya no es posible y los andaluces tampoco lo permitiríamos", ha concluido Díaz.