Al presidente Mariano Rajoy "le queda lo que le queda", aunque ello no debe ser obstáculo para tomar la iniciativa ante la grave situación de Cataluña. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha urgido este lunes al presidente a convocar una Conferencia de Presidentes "sin perder un solo minuto" para "sentar a la mesa a todos los territorios de España" con el objetivo de abrir un diálogo que permita "coser y unir lo que algunos de manera irresponsable han fracturado" en los últimos meses. Díaz se ha pronunciado de este modo en rueda de prensa en Sevilla posterior a la reunión de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE andaluz en su primera valoración pública sobre el resultado de las elecciones autonómicas en Cataluña. La secretaria general socialista enfatizó el "el hecho de que haya habido en Cataluña más votos que no quieren la independencia que votos que la quieren, al margen de los escaños, y eso es una buena noticia para España, y por tanto buena para Andlaucía. No han querido –añadía Díaz– un camino que llevara a la ruptura de España. Los independentistas ganaron las elecciones autonómicas y perdieron el plebiscito", remachó. En su opinión la campaña catalana ha sido "una oportunidad perdida para hablar de los problemas de la gente, que el día 28 tiene los mismos problemas que tenía antes". La presidenta volvió a repetir que "el responsable de lo sucedido es Artur Mas pero Rajoy no ha estado a la altura". Aun así, piensa que tras el 27-S "hay un nuevo escenario clarificador". Tras destacar que el "gran perdedor" de los comicios del 27-S ha sido Artur Mas porque no ha conseguido "lo que pretendía", la jefa del Ejecutivo andaluz ha confiado en que "a partir de ahora" el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "haga lo que no ha hecho en todo este tiempo" y convoque una Conferencia de Presidentes "sin tiempo que perder" porque lo que resta de legislatura hasta el mes de diciembre "no son minutos de descuento y hay que aprovechar para empezar a trabajar juntos para coser y unir que lo que algunos de manera irresponsable han fracturado". "Ahora es el momento del diálogo, el entendimiento, el acuerdo, la concordia y ahí vamos a poner todo el esfuerzo. Es el momento de hacer política con mayúsculas pensando en España", ha subrayado Susana Díaz, que ha defendido la necesidad de abrir un diálogo "sin exclusiones" abierto a todas las fuerzas parlamentarias y se ha mostrado convencida de que "si fue posible" alcanzar un acuerdo en 1978 para la transición democrática "no es posible que ahora no seamos capaces de hacerlo".