La candidata socialista a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, se ha mostrado “satisfecha” con el debate televisivo en el que ha participado junto a sus adversarios del PP, Juanma Moreno, e IU, Antonio Maíllo, y ha confiado en que haya sido “útil” y que los andaluces puedan comparar las propuestas.

No se ha sentido incómoda
Díaz, que ha sido la única que ha comparecido ante los medios de comunicación al término del debate, ha negado que se haya sentido “incómoda” y ha puntualizado: “Cuando se habla de temas serios, no toca reirse”, aunque ha insistido en que se ha encontrado “a gusto”.

Dudas sobre el PP-A y la presencia de imputados en sus listas
Tras reiterar su “firme compromiso” en la lucha contra la corrupción, ha señalado que sigue “con el interrogante de qué va a hacer el PP con sus imputados” porque, según ha dicho, le ha preguntado “cuatro veces” a Moreno sobre esa cuestión “y no me ha contestado”.

Saludo a los periodistas
Interpelada sobre los motivos por los que ha decidido comparecer ante los periodistas, ha respondido que lo ha hecho porque le habían dicho que es lo “tradicional” y porque ella es “muy disciplinada”, y ha rechazado que lo hiciera porque no se encontrara satisfecha con su intervención.

Que valoren los ciudadanos
Sobre si cree que ha “ganado” el debate, ha manifestado que los andaluces “han podido comparar y, a partir de eso, son ellos los que decidirán” el 22 de marzo. Respecto a si el resto de los candidatos han estado “a la altura”, ha respondido: “Eso lo tienen que valorar los ciudadanos, no yo”.

Interrogantes sobre el PP
Y ha añadido que si ella se va del debate “con muchos interrogantes” respecto a lo que le ha preguntado al candidato del PP sobre los imputados, “imaginen -ha dicho- los que están en su casa”.