Cerca de 1.000 personas miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) han participado en una marcha en contra de la "represión judicial y policial" hacia el sindicato, que partió desde el polígono El Rancho, en Morón de la Frontera (Sevilla) hasta la cárcel de Morón, donde los procesados del SAT se han "entregado" simbólicamente.

Con camisetas a rayas
Fuentes del sindicato han indicado  que la marcha, de unos cinco kilómetros, se ha desarrollado "sin incidentes" y en ella participaron entre 800 y 1.000 personas, todas con camisetas de rayas bancas y negras, simulando el tradicional uniforme penitenciario.

La marcha se inició en el polígono El Rancho, junto a Mercadona, y llegó hasta la cárcel de Morón de la Frontera y ha estado vigilada por un "amplio despliegue policial", aunque no se han registrado ninguna incidencia.

Entregarse voluntariamente
Una vez llegados a la puerta de la cárcel, los manifestantes pidieron entrar en la cárcel para "entregarse voluntariamente y así tener que dejar de pagar multas que están asfixiando al sindicato", a lo que la Policía presente en la puerta se ha negado y las puertas han permanecido cerradas.

"Quieren ahogar al sindicato andaluz"
Varios representantes del sindicato de todas las provincias andaluzas han tomado la palabra, entre ellos el secretario general del SAT, Diego Cañamero, quien ha leído ante la puerta del centro penitenciario un manifiesto para explicar el motivo de esta marcha y criticando la "dura represión" que sufre el sindicato. "Quieren ahogar al sindicato andaluz de clase", se ha lamentado Cañamero, quien considera que en la cárcel "más que los trabajadores que venimos voluntariamente a entregarnos, deberían estar los banqueros y políticos corruptos que nos han llevado a la ruina".

Concierto solidario a favor del sindicato
Cañamero ha recordado que el 28 de febrero se está organizando una gran movilización en contra de los recortes y por Andalucía, para lo cual ya hubo una reunión con 35 colectivos y habrá más reuniones para organizarla. Asimismo, el día antes, 27 de febrero, se celebrará en Marinaleda (Sevilla) un concierto solidario para recaudar fondos a favor del sindicato, en el que está prevista la presencia de Luis Pastor, Luis Eduardo Aute, Medina Azahara, Ska-P, quienes donarán el dinero recaudado al sindicato. También se pretende hacer un festival flamenco más adelante con un fin similar.

Más de 500 procesados
Además, en el acto de este viernes se ha cantado el himno de Andalucía y se han gritado consignas a favor del sindicato y pidiendo el cese de la "represión sindical". El SAT considera que "la represión contra el sindicato cada vez es más fuerte", de forma que, según asegura, "son ya más de 500 procesados, nos reclaman 400.000 euros en multas y 50 años de cárcel, teniendo pendiente aún juicios como el de la ocupación de Mercadona y los de los 40 detenidos durante las marchas obreras 'Andalucía en Pie', lo que nos pondrá en 70 años de cárcel, medio millón de euros y acercarnos a los 600 sindicalistas metidos en procesos judiciales".

200.000 euros en multos
Asegura que el SAT "ya ha pagado cerca de 200.000 euros en multas", ante lo que considera que el Gobierno "intenta así estrangular económicamente al sindicalismo andaluz de clase para impedir el desarrollo de esta herramienta de lucha en manos de la clase trabajadora y el pueblo andaluz".

Fecha señalada
El sindicato ha explicado que ha elegido el día 11 de enero "por ser una fecha señalada por la represión, ya que un 11 de enero se produjeron los asesinatos de Casas Viejas".