La falta de liquidez y financiación en medio del actual panorama de crisis ha provocado un aumento de las peticiones de créditos exprés, una fórmula que no requiere de avales ni complicados trámites para el usuario final. En la actualidad el 30% de las familias españolas que necesitan financiar una deuda lo realizan a través de un sistema de créditos rápidos, ya que la banca tradicional impone un mayor número de condiciones. Su facilidad de acceso a través de la Red o por un simple mensaje de móvil permite en un corto plazo de tiempo obtener cantidades que oscilan desde los 50 y los 750 euros. Otro de los perfiles que precisan de esta financiación son las pequeñas empresas. Los emprendedores tienen muchos obstáculos para obtener liquidez en su negocio por la actual escasez de ayudas a fondo perdido de la administración pública. Por ello acuden a este tipo de operaciones para conseguir rápidamente el dinero necesario para sus transacciones. Los microcréditos no precisan de avales a la hora de formalizarse con este tipo de empresas, lo que permite obtener créditos más fácilmente y en menos de 24 horas. Para paliar esta situación están surgiendo además nuevas fórmulas innovadoras como ya ocurre en Estados Unidos. Se trata de los aún desconocidos  'Business Angels', una especie de inversor interesado en la puesta en marcha de nuevos proyectos y que ha tenido en su trayectoria importantes experiencias de éxito. Con una elevada tasa de paro juvenil,  que en Andalucía registra un 62%, según las últimas encuesta de la EPA en 2015, ¿cómo fomentar los nuevos proyectos empresariales de los más jóvenes ante la actual situación? La Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Andalucía destaca que la escasez de ayudas se ha traducido en uno de los principales obstáculos para los más jóvenes a la hora de  materializar sus ideas en proyectos empresariales. Las administraciones parece que van tomando conciencia de esta problemática, lo que ha permitido que la Junta de Andalucía ponga en marcha un plan de incentivos para proyectos empresariales de  pymes y micropymes hasta 2018 y que será gestionada a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA). El presupuesto para este programa será de 112 millones de euros.