El diputado electo de Podemos por Cádiz Jesús Rodríguez se ha mostrado este lunes abierto a mantener "la mano tendida al diálogo" con la presidenta de la Junta en funciones y ganadora de las elecciones autonómicas del 22 de marzo, Susana Díaz, "y con quien sea", pero ha dejado claro que "si se mantiene la política de continuidad del PSOE-A, que es a lo que se apunta, Podemos será implacable en la oposición". Rodríguez se ha pronunciado de este modo durante una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, en la que ha señalado que Podemos quiere "salir del debate de sillones" porque ha garantizado que "evidentemente no vamos a participar en un gobierno con Susana Díaz en la medida en que nos hemos postulado como alternativa al bipartidismo". En este sentido, ha indicado que, tras el primer encuentro del pasado jueves entre Susana Díaz y la candidata de Podemos a la Presidencia de la Junta, Teresa Rodríguez, el objetivo de la formación 'morada' no ha sido solo "discutir de la investidura", sino "marcar la agenda pública discutiendo de corrupción, altos cargos o rescate de servicios públicos" para centrarse en los "problemas de la ciudadanía". Para ello, ha defendido que el "primer gesto de un gobierno que quiere cambiar el signo de Andalucía sea la gente que es desahuciada porque tenemos una situación de emergencia habitacional en Andalucía, con 45 desahucios diarios y Podemos no puede ser cómplice por activa ni por pasiva de un gobierno que no atienda esa situación de emergencia habitacional que existe a día de hoy". Preguntado por si su actitud ante la investidura condiciona la posición de Podemos en futuros acuerdos, Rodríguez ha sido tajante. "Si  hay un giro hacia la gente habrá acuerdos en cosas puntuales, pero si no hay un giro hacia la gente y se mantiene la política de continuidad del PSOE-A, que es a lo que se apunta, Podemos será implacable en la oposición", ha garantizado. Según ha subrayado, ello no supone ningún problema para el diálogo político porque Podemos "va a dialogar con cualquiera que entienda que en este periodo de crisis económica y social la prioridad está en la gente". "No tenemos ningún problema en mantener el diálogo con Susana Díaz, con el PSOE y con quien sea porque no es una cuestión de diálogo, sino de gestos reales para pasar de la vieja política en la que los programas dejan de ser contratos con la gente y pasan a ser 'política espectáculo' dentro de las campañas electorales pero después no pasa nada porque los gobiernos se pliegan a los intereses de los poderosos", ha insistido Rodríguez, que ha demandado una "política de hechos y gestos concretos con la ciudadanía" para la que Podemos mantiene "la mano tendida al diálogo con todos". Sobre los 15 escaños alcanzados en el nuevo Parlamento tras los resultados del 22M, Rodríguez ha recordado que "nos marcamos el objetivo de empezar a rescatar a la ciudadanía y barrer la corrupción y, en la medida en que todavía no se han cumplido, no es el resultado esperado", aunque ha admitido que "para cualquier formación que inicia su andadura en unas elecciones sería un resultado magnífico, pero para nosotros no se trata de sacar más o menos votos, sino de cambiar la realidad de nuestra tierra, y lo obtenido ha sido un paso pero todavía insuficiente".