Los cinco concejales del PP en Punta Umbría (Huelva) expulsados del partido por descalificaciones a la dirección provincial no devolverán sus actas de ediles y aseguran que no pueden estar, según los estatutos del partido, "formalmente expulsados".

Por faltas "muy graves"
La expulsión fue decidida por el comité ejecutivo provincial el pasado viernes alegando faltas "muy graves" y reclamó a los ediles sus actas al entender que pertenecen al partido. En declaraciones a Efe, el portavoz del PP en el Ayuntamiento puntaumbrieño, José Carlos Hernández Cansino, uno de los expulsados junto con Lucía Infante, Eugenio Juzgado, José Manuel Vázquez y Angustias Domínguez, ha asegurado que no van a devolver las actas.

Lo único que han echo es "decir la verdad"
Asimismo, ha indicado que la decisión adoptada el viernes de la que, ha asegurado, han tenido conocimiento "a través de la prensa", porque no se les ha notificado, "incumple los estatutos del partido y dice mucho de la falta de carácter democrático de la dirección provincial". Ha explicado que "no se puede expulsar a nadie sin tramitar un expediente sancionador y que impere el principio de contradicción, es decir, que se puedan presentar alegaciones". Además, asegura que "el órgano competente para expulsar es el Comité Regional de Derechos y Garantías y no el comité ejecutivo provincial. Hernández Cansino ha insistido en que lo único que han hecho es "decir la verdad, mostrar nuestras discrepancias con decisiones irregulares, como las que se dieron en el congreso local del PP -en el que éste perdió la presidencia a favor de la parlamentaria andaluza María Sacramento- y dar nuestra opinión". Según Hernández Cansino, la decisión de expulsar a Sacramento del grupo municipal por "indisciplina" ha sido "una actuación democrática dentro del propio grupo".