¿Qué tiene más costes reales para una empresa importante que ha cometido algún tipo de fraude: pagar una multa o que los consumidores sepan que ha sido multada? ¿A qué temen más las empresas: a lo primero o a lo segundo? Desde luego, combativas organizaciones como Facua lo tienen claro: está convencidas de que la falta de publicidad de las sanciones por fraude son un incentivo para que las empresas multadas sigan burlando la ley. Les basta con meter la sanción en su balance, echar cuentas y ver si les compensa. En cambio, si se publicita la sanción el riesgo para la empresa es mucho más difuso y difícil de gestionar. El secretario general de Facua-A, Rubén Sánchez, ha advertido este jueves de que la Junta de Andalucía "mantiene en secreto", lo que supone "una falta de transparencia", la información referente a multas a empresas por fraudes en la comunidad. Así ha respondido Facua a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien en la sesión de control al Ejecutivo andaluz ante el Pleno del Parlamento ha sido interpelada al respecto por la portavoz parlamentaria de Podemos, Teresa Rodríguez, según recoge Europa Press. UNA QUEJA RECURRENTE La queja de Facua es recurrente. Un ejemplo: en enero de 2012 informaba en un web de que, como consecuencia de la denuncia interpuesta tres años antes por la organización de consumidores, la Consejería de Salud había resuelto sancionar a Grupo Itouch Movilisto España, pero se negaba “a informar de la cuantía de la multa, siguiendo la habitual política de falta de transparencia de las autoridades de protección al consumidor del Gobierno andaluz”. Según informaba la asociación, en sus páginas web Movilisto ofertaba sonidos, textos, imágenes, vídeos y juegos para teléfonos móviles sin aclarar el precio final de los mismos. En la publicidad, la empresa indicaba que el coste de cada SMS era de 1,50 euros más IVA, pero no indicaba el número de mensajes que había que enviar para poder descargarse los contenidos (la legislación ahora obliga a que sea un solo SMS). BUSCARLO EN GOOGLE Ahora, en declaraciones a Europa Press, Sánchez ha mostrado su "indignación" por la respuesta de Susana Díaz al ser preguntada por la multas por fraudes, ya que "ha hecho referencia a buscarlo en Google". "Esta información no está en ningún sitio, las mantienen en secreto. Cuando Facua pide información al respecto, le niegan el acceso, aunque la Ley en Defensa de los Consumidores lo obliga". "Susana Díaz debería haberse informado antes de responder y enterarse de que Consumo lo mantiene en secreto, lo que es una falta de transparencia, y, además, protegiendo a las empresa que comenten fraude al no poder saber cuáles son", ha advertido Sánchez, quien ha recordado que este tema ha saltado a la palestra después de las reuniones que están manteniendo con varios grupos parlamentarios, entre ellos, Podemos. Ante los datos presentados por la presidenta de la Junta sobre los procedimientos sancionadores resueltos, un total de 2.961, con una cuantía de 3,1 millones, el secretario general de Facua-A ha mostrado su "preocupación" porque se trata de "una cifra muy reducida y una cantidad pequeñísima". "Si dividimos 3,1 millones entre las 2.961 sanciones, nos sale 1.047 euros por sanción. Si con esto Díaz pretende acabar con el fraude que las empresas han hecho por valor de miles de millones de euros, la noción de lo que es sancionar y lo que entiende Facua está a años luz", ha advertido. "Con este tipo de sanción sale muy barato defraudar en Andalucía y la propia Susana Díaz ha demostrado que las sanciones son ridículas", ha subrayado. LEY PARA INDEMNIZAR Por otra parte, el secretario general de Facua-A ha valorado el anuncio de la presidenta andaluza para trabajar en un para indemnizar daños y perjuicios a consumidores afectados por fraudes. "Nos parece positivo que quiera poner en marcha una norma de este tipo y nos alegra su compromiso", ha explicado Sánchez, quien ha señalado esta era una petición que presentó a todas las fuerzas políticas antes de las últimas elecciones andaluzas. No obstante, ha dicho no entender por qué "va a ser difícil" ponerla en marcha. "No vemos ninguna dificultad. Se trata de tener voluntad política", ha subrayado. "¿Quién va a impedir que se ponga en marcha esta medida? Cuando el PSOE la saque adelante tendrá el apoyo de más de un grupo parlamentario", ha asegurado.