Dos líderes socialistas hoy juntos en Almería, Díaz y Sánchez o Pedro Sánchez y Susana Díaz. Dos dirigentes aclamados ambos al grito de "Presidente" y "Presidenta" por las gargantas de más de tres mil asistentes al dueto de Almería. Un cócktail socialista, un tándem que acongoja al Partido Popular. Quítele a "acongoja" si quiere la g y ponga una j, y la otra j por una n y la palabra es el significado actual del sentimiento que embarga a los inquilinos de Génova 13 y a los de la calle San Fernando de Sevilla. Está claro que los socialistas andaluces, militantes y simpatizantes, quieren a "Susana aquí, en Andalucía". Es tanta la pasión que levanta y el cariño que le profesan que hoy han demostrado su sentido patrimonialista de su presidenta.

Tono mitinero
Pedro Sánchez ha convulsionado el gran pabellón almeriense de Vícar. Como un rockero calentando al personal ha mitineado con fuerza al grito de "estoy orgulloso y feliz de ser el secretario general del PSOE y de tener vuestro apoyo". Y el graderío por momentos parecía caerse en complicidad con su líder federal.

"Unidad, unidad y unidad"
Ha recordado que los importantes éxitos del PSOE en toda su larga historia ha venido de la mano de la palabra más repetida hoy por el madrileño, la de"unidad". Hasta tres veces consecutivas pronunciadas en la misma frase: Nosotros, a lo de siempre, unidad, unidad y unidad y con ello, lograremos que Andalucía siga siendo socialista y España vuelva a ser socialista"al mismo tiempo que derivado de este hecho se ganarán tambien las elecciones municipales y las autonómicas-

“Forjemos Susana, tú y yo, una nueva alianza entre San Telmo y Moncloa”
El líder federal ha augurado una fuerte victoria de los socialistas andaluces en esta autonómicas del 22 de marzo, y del PSOE, en las próximos comicios generales de finales de año. Con esta frase ha simbolizado el reparto de poder que tiene en su mente: “Forjemos Susana, tú y yo, una nueva alianza entre San Telmo y Moncloa” (sede de la Presidencia de la Junta).

Susana Díaz: "Tienen miedo de que hablen los andaluces"
Después de oír a Sánchez, Susana Díaz ha agradecido "de corazón el apoyo y el cariño" del secretario general "todos los días" de la campaña. Ha cargado en su intervención contra el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que dijo ayer que esperaba que la candidata socialista, que está embarazada, "no se ponga enferma" y pueda acudir sin problemas al debate a tres el próximo lunes en televisión española, a lo que ha replicado: "Ya está bien de machismos y de no reconocer la igualdad de oportunidades".

Estoy embarazada, no enferma
"Lo más grande en mi vida es que voy a ser madre", ha dicho Díaz, que ha recalcado: "Estoy embarazada, no enferma", al igual que "miles de mujeres en Andalucía". Susana Díaz ha afirmado también que esta semana le han dicho "de todo", si bien ha mostrado su convencimiento de que cuanto más la "atacan, insultan, se mofan", lo hacen porque "tienen miedo de que hablen los andaluces". Ha aludido así a las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría: "menuda campaña te espera, bonita", a las que la presidenta no ha respondido porque "no somos tan bravucones como ellos", ha dicho hoy. "Les tenemos más respeto a las personas y nunca les diría al presidente ni a la vicepresidenta que se prepararan, bonitos o bonitas", ha insistido, asegurando que les va a contestar en las urnas.

Intoxicaciones del PP sobre Díaz
Según el propio portavoz del Gobierno andaluz ha denunciado hoy, el PP andaluz ante su "clima de ansiedad ha recurrido a artimañas obscenas". Miguel Angel Vázquez denuncia que los populares "han hecho circular entre los periodistas que participan en su caravana electoral que Susana Díaz no irá al debate del próximo lunes en TVE alegando alguna enfermedad". Vazquez además de denunciar este hecho se ha encargado de desmentirlo contundentemente. Ni Díaz va a suspender ningún acto ni va a estar ausente del debate del lunes, "no dejará la silla vacía en ningún debate como hizo Javier Arenas en los comicios de 2012", ha escrito en su blog. Ha añadido que quien difunde esos bulos "no conocen a la presidenta de la Junta, una política que no se arruga ante nada ni ante nadie, añadiendo que esas intoxicaciones "destilan un tufo machista impresentable: ponen en duda la fortaleza de Susana Díaz por estar embarazada".

"Para pisarme a mí los talones hay que echar muchas horas"
La propia Susana Díaz, horas antes y de manera indirecta, se ha encargado de cerrar estas falsas especulaciones manifestando desafiantemente que "para pisarme a mí los talones hay que echar muchas horas". Cierra así esos rumores difundidos en redes sociales sobre su estado de salud. Ha explicado que ni hay suspensiones de actos, ni está indispuesta ni se va ausentar el lunes del debate: “Yo no soy Javier Arenas. Yo no voy a dejar ninguna silla vacía”, afirma.