Fernández permanecía en prisión desde el 24 de abril pasado, imputado por la juez de instrucción 6 de Sevilla como artífice del sistema que presuntamente permitió una década de ayudas sin control ni publicidad.

450.000 euros de fianza con aportaciones indivudales
Aunque la juez Alaya decretó contra él prisión sin fianza, en julio pasado la Audiencia de Sevilla autorizó su salida de la cárcel bajo fianza de 450.000 euros, cantidad que hasta entonces no había podido reunir porque era "inalcanzable y desmesurada para las posibilidades de Fernández y su entorno familiar y de amigos", según dijeron entonces. Martínez del Hoyo ha insistido en que esa cantidad se ha alcanzado "gracias a cientos de aportaciones individuales" de sus amigos.

60 imputados
Fernández se encuentra entre las 60 personas imputadas por el caso de los ERE fraudulentos, entre los que hay "intrusos" que nunca trabajaron en las empresas, abogados, mediadores y siete ex altos cargos de la Junta, de los que otro sigue en prisión: el exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero.

Defiende la legalidad de las ayudas
Fernández, que fue consejero de Empleo entre 2004 y 2010, aseguró en su declaración como imputado que el sistema de ayudas implantado en 2001 "era legal y lo sigue siendo" y defendió su eficacia al ser más operativo para ayudar a trabajadores y empresas.

No acudirá a la comisión de investigación
El exconsejero está citado el próximo 24 de agosto en la comisión de investigación creada por el Parlamento andaluz y su abogado había anunciado que no acudiría a declarar si para entonces seguía preso por el daño que a su derecho a la imagen le podría crear "hacer el paseíllo esposado o custodiado por la Policía". Esa era la única razón para no acudir y no un deseo de no colaborar con el Parlamento, afirmó entonces su defensor.