Se calienta la campaña electoral. La mala racha del PP y de su candidato, preocupados por unas encuestas que lo sitúan a bastante distancia del Partido Socialista, se tomó un respiro anoche con el debate a tres ante las cámaras de Canal Sur. Moreno Bonilla no ganó, pero en cualquier caso no perdió, lo cual es implorante teniendo en cuenta que sus expectativas eran a la baja. Desde el partido, no obstante, se están haciendo una lectura exageradamente eufórica del debate, pero las exageraciones forman parte de toda campaña electoral. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha avisado este martes a la presidenta de la Junta y candidata a la reelección, Susana Díaz, que el líder del PP-A y candidato a la Presidencia, Juan Manuel Moreno, se ha venido "totalmente arriba, menuda campaña te espera, bonita", haciendo así alusión a su intervención en el debate electoral celebrado en la Radio Televisión de Andalucía (RTVA). Saénz de Santamaría, que ha acompañado al candidato 'popular' en un desayuno con militantes en Aljaraque (Huelva), ha dicho que los andaluces pudieron ver ayer a una persona que viene con "una mochila de trabajo, formación y experiencia", y eso "se nota". "Juanma estaba donde otros quieren estar, pero él se vino. Andalucía no es para él una meta volante para metas posteriores. Es una finalidad y una prioridad en sí misma", ha agregado. La número dos del Gobierno de Mariano Rajoy ha explicado que mientras venía al acto en el coche veía los carteles electorales de la campaña y ha comprobado como el "subconsciente traiciona mucho". "Andalucía tiene mucho que decir es el eslogan del PSOE-A, pero ayer vimos que Susana tiene muy poco que aportar", ha afirmado Sáenz de Santamaría, quien ha considerado que Andalucía necesita un cambio de verdad y que el PSOE-A ya ha tenido "33 años para intentarlo y no lo ha conseguido".