Según el escritor Juan Eslava Galán, Jaén ha sido testigo de tres batallas que cambiaron para siempre el devenir de la historia: la batalla de Baécula, donde las legiones de Escipión vencieron a las cartaginenses; las hazañas de Alfonso VIII de Castilla tras vencer a las legiones almohades del califa al-Nasir en la batalla de las Navas de Tolosa; y la confrontación de Bailén contra las tropas napoleónicas durante el verano de 1808. El programa de animación de la Ruta de los Castillos y las Batallas 2015 rescata mucho de estos episodios a través de un recorrido por 16 municipios jiennenses. El proyecto contempla más de 90 actividades turísticas, festivas y culturales con las que el turista podrá vivir “una experiencia medieval” en los “auténticos escenarios de frontera de Al-Ándalus”, según descatacaba la vicepresidenta de la Diputación Pilar Parra en la presentación de la ruta. Como ecordaba Eslava Galán en su libro 'Los castillos de Jaén', el antiguo reino de Jaén, situado en una estratégica posición en el centro de las vías naturales que comunican Andalucía, la Meseta y Levante, ofrece la mayor concentración de fortificaciones de Europa (e incluso del mundo, si exceptuamos la antigua Palestina). "Muchos de esos castillos y murallas se construyeron durante los siglos XII y XIII, cuando los almorávides y sus sucesores, los almohades, imitaron las antiguas fronteras fortificadas del imperio romano en un desesperado e inútil intento por frenar el avance de los reinos cristianos del Norte", explica el prolífico autor jinenense. Sobre ese sistema de fortificaciones levantaron después los cristianos el suyo propio durante los dos siglos y medio de pervivencia de la frontera castellano-nazarí que dividía las tierras de Jaén. Dado que esas defensas de Jaén constituyen uno de los más valiosos conjuntos arquitectónicos de la Península, al Diputación Provincial ha impulsado en colaboracion con los ayuntamientos un ambicioso proyecto de turismo interior que se suma a una estrategia de promoción de la provincia ya consolidada desde ahce años. Para la vicepresidenta Parra, “el programa es un itinerario fascinante por la provincia de Jaén, es un testimonio de paz y de entendimiento y, al mismo tiempo, permite situar en el escaparate del sector turístico la posibilidad de vivir esa experiencia medieval” en los municipios que integran esta ruta. En este sentido, la vicepresidenta recordaba que la labor realizada en torno a la Ruta de los Castillos y las Batallas no sólo ha permitido el acondicionamiento de las infraestructuras turísticas que la integran o la creación de museos y centros de interpretación, sino que se trata de un “producto dinámico” con el que se ha conseguido “generar valor añadido” gracias a actividades como este programa de animación. “Una vez recuperados castillos y hechos centros, una de las ideas fue asociar cada municipio y conjunto patrimonial a una fiesta, a una leyenda que se rescataba, con el objetivo de situar en el mercado turístico esa localidad, y todo eso ha sido posible por cada uno de los ayuntamientos y por la población de las localidades, que han logrado la implantación de estas fiestas y que formen parte de la agenda turística de la provincia”, ha remarcado Parra. UN CALENDARIO ÚNICO Cenas medievales, rutas de la tapa, representaciones teatrales, pasacalles, mercados medievales o recreaciones históricas, entre otras actividades, integran el programa de animación en Torredelcampo con la celebración del 211 aniversario del nombramiento de esta localidad como villa. Andújar será el municipio que acogerá la última actividad de este año, que se desarrollará en noviembre. Hasta entonces, las actividades de animación turística y cultural se llevarán a cabo durante el mes de julio a Alcaudete, Santa Elena, Bailén, La Carolina, Porcuna, Arjona, Baños de la Encina y Alcalá la Real, que también acogerá actividades en agosto. En septiembre, los escenarios de este programa de animación serán Vilches, Lopera y Arjonilla, mientras que en octubre le tocará el turno a Torredonjimeno y de nuevo a Bailén. En total, el programa supondrá la celebración de 44 días, tras comenzar el pasado 9 de junio, con actividades culturales y festivas. Desde su inicio, esta iniciativa “ha ido creciendo en número y en variedad de actividades” además de que se ha trabajado en la formación de restauradores en la gastronomía de la época medieval, la mejora del material de ambientación, la realización de talleres de costura de trajes medievales o la mejora de espectáculos por parte de los especialistas. “El objetivo es que las personas que nos visiten vivan experiencias nuevas, experiencias para pasarlo bien. Todas están pensadas para y con la población del municipio, pero se han hecho también pensando en los visitantes”, ha remarcado Parra. Por su parte, el delegado de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía destacaba que este programa de animación ha permitido la puesta en valor de la inversión ejecutada en las infraestructuras de esta ruta y dotarla de experiencias. “Se trata de luchar contra la estacionalidad, que el turista cuando venga esté el mayor tiempo posible, para ello se ha dotado a este itinerario de actividades como éstas”. En este enlace se puede descargar todo el calendario de actividades para el año 2015.