El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rebajado de 90.000 a 6.000 euros la sanción impuesta al dueño del asador de Marbella (Málaga) por la Consejería de Salud por incumplimiento de los requerimientos para retirar carteles en los que se informaba de que en dicho establecimiento se permitía fumar y para el cumplimiento de la ley antitabaco. La calificación de la infracción se modifica de "muy grave" a "grave".

Anunció que no pagará ni un euro
El propietario del establecimiento, José Eugenio Arias, anunció que no pagará "ni un euro", recurrirá al Tribunal Supremo y demandará al Ejecutivo andaluz. El empresario apuntó ayer que todavía no sabe cómo cuantificará esos daños, pero dejó claro que pedirá una indemnización que compense los dos meses que el establecimiento estuvo cerrado.

Una inadecuada tipificación de la conducta del dueño
El TSJA, que estimó parcialmente el recurso interpuesto por la defensa de Arias, considera que ha habido "una inadecuada tipificación de la conducta" del dueño, ya que para que fuese "muy grave" es necesario un incumplimiento reiterado de los requerimientos y, en este caso, se concluye que sólo hubo un requerimiento expreso y específico, por lo que se califica de "grave" y se rebaja la cuantía. Los abogados del dueño alegaron que de la conducta sancionada "no se deriva riesgo alguno para la salud".