Una actitud que contrasta con el talante huidizo y escurridizo del Presidente del Gobierno central. Rajoy manda a sus ministros a "quemarse" explicando el hachazo económico y a Cristóbal Montoro a comparecer por él de los ajustes y recortes que ha aprobado. Griñán por contra comparecerá ante el Parlamento para exlicar su gestión como Presidente de la Junta antes de disolver la Cámara y de celebrar las eleccioes del 25 de Marzo. Griñán admite todo tipo de preguntas -incluso las muy incómodas- en sus convocatorias ante la prensa. Rajoy simplemente no las admite. Dos presidentes, dos talantes y estilos distintos. Dos formas de entender la política.

27 compromisos
Según Griñán, en los últimos meses se han cumplido los 27 compromisos adquiridos en el último Debate sobre el Estado de la Comunidad y se han alcanzado también "la inmensa mayoría de los compromisos del discurso de investidura".

Lucha contra la crisis
El presidente de la Junta ha afirmado que la VIII Legislatura ha estado "caracterizada por la intensa lucha del Gobierno andaluz contra la crisis, el desempleo y sobre sus efectos en las familias andaluzas". "Ha sido una legislatura intensa, muy difícil pero también apasionante", ha indicado Griñán, que ha explicado que andaluces "hemos tenido que hacer un enorme esfuerzo colectivo para afrontar las durísimas consecuencias de una crisis financiera mundial e inédita". Los cinco ejes que han marcado la acción del Gobierno en esta Legislatura han sido, según el presidente, además de la lucha contra la crisis y el desempleo, la formación, la austeridad, los derechos sociales y la fiscalidad progresiva.

Impulso económico
Respecto a la lucha contra la crisis, Griñán ha apuntado que las 59 medidas de estímulo económico lanzadas por el Gobierno andaluz, por valor de 14.338 millones de euros, han permitido que más de 193.000 personas encuentren o mantengan su empleo y que más de 30.000 empresas puedan seguir funcionando. La Junta ha puesto en marcha "medidas pioneras y de referencia" como los planes Proteja, OLA o Motiva o el programa de ayudas a empresas viables.

Situación mejor que en el resto de España
Aunque el desempleo "ha sido y es el principal problema", el presidente de la Junta ha indicado que tanto el paro como la afiliación a la Seguridad Social "han tenido una evolución menos negativa en Andalucía que en el resto de España". De hecho, en la comunidad el aumento del paro ha sido 16,6 puntos inferior a la media nacional. Respecto al segundo eje de la legislatura, José Antonio Griñán ha destacado que el Gobierno ha "querido que la salida de la crisis encuentre a Andalucía con una población mejor formada, con un capital tecnológico mayor, un empresariado innovador y una economía más competitiva".

Exportaciones e I+D
El fomento del I+D+i, con el objetivo de construir una economía más competitiva a largo plazo, y el aumento actual de esa competitividad, reflejado en el aumento del 42% de las exportaciones durante la crisis, han sido dos de las líneas de trabajo subrayadas por Griñán.

Educación pública
La educación "de calidad pública y gratuita" ha sido, según el presidente, un "pilar básico" de la acción del Gobierno andaluz, que ha dedicado hasta un 5,5% del PIB a esta política, con 24.500 millones a lo largo de la legislatura. Las Becas 6.000 y Segunda Oportunidad Educativa y las medidas de apoyo a las familias han sido algunas de las políticas dirigidas a "favorecer la competencia y cualificación de nuestro capital humano y, sobre todo, la igualdad de oportunidades en Andalucía".

Solvencia
Griñán ha dicho también que el Gobierno andaluz ha "practicado la austeridad tanto en época de crisis como de bonanza", con un superávit de 3.500 millones en la pasada legislatura y con una comunidad "saneada y solvente" en la actualidad, cuando la deuda per cápita (1.700 euros) es la menor de las autonomías y el déficit se sitúa en el 1,1% en noviembre. De cara a la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, el presidente de la Junta ha hecho hincapié en la necesidad de que Gobierno central y autonomías aborden las políticas que hay que priorizar.

Derechos y prestaciones sociales
En este sentido, el presidente ha recordado que Andalucía "mantiene los derechos y prestaciones sociales" y que en la comunidad "los ajustes presupuestarios no han sido sinónimos de recortes sociales", como lo demuestra, ha apuntado, la aplicación de la Ley de Dependencia a lo largo de la legislatura o el mantenimiento del "amplio catálogo" de servicios y prestaciones sanitarias.

Fiscalidad progresiva
Para sostener estos gastos públicos, el Gobierno andaluz, ha recordado Griñán, ha impulsado "una nueva fiscalidad progresiva", de tal forma que "hoy en Andalucía pagan más los que más ganan, los que más tienen, los que más heredan y los que más contaminan". Todas estas medidas fiscales, ha recalcado el presidente, han sido anunciadas en el Parlamento andaluz. "Andalucía ha marcado la diferencia en la manera de gestionar los recursos", ha subrayado Griñán, demostrando así que "es posible compatibilizar las políticas de estímulo económico y el mantenimiento de la sanidad y la educación públicas".