Así, Navarro ha querido llamar la atención en el recorte, al que ha calificado también de "brutal", en el Plan Concertado, y en este sentido ha puesto de relieve la bajada sufrida en lo programas de Desarrollo del Pueblo Gitano, que "caen en el presupuesto total en un 43 por ciento"; en el Plan Nacional sobre Drogas, que "baja un 35 por ciento"; en inmigración, que caen un 54,8 por ciento; o en mayores, con una bajada del 38,6 por ciento, cifras que "ponen en riesgo la mayoría de los programas que se venían desarrollando dentro de los servicios sociales comunitarios", lamenta.

"De escoltas privados a vigilar la carrera oficial"
Pero, la consejera en funciones también ha puesto de relieve los recortes sufridos en las políticas de Igualdad en general, y, sobre todo, en aquellas que tiene que ver con Violencia de Género, "con una reducción de un 21,3 por ciento". Así, ha criticado que el Partido Popular "haya pasado de decir que iba a poner escoltas privados a las mujeres que sufrieran violencia de género, a bajar los presupuestos en esta cuantía, o a destinar, como por ejemplo ocurre en Sevilla , a policías especialistas en violencia de género a vigilar la carrera oficial".

El nivel acordado
Además, Navarro ha apuntado que "cuando se elimina el 'nivel acordado' para la Dependencia, cuando se recorta en políticas sociales, estamos recortando derechos, pero también crecimiento económico y empleo", ya que "todos los programas de inmigración, infancia o mayores, es empleo que en la mayoría de los casos se genera en los propios ayuntamientos, y en muchos casos programas que están desarrollando entidades y asociaciones".

En riesgo la atención y el empleo
Cuando se habla de Dependencia, continúa Navarro, "estamos hablando de que se pone en riesgo empleo generado e inversiones hechas en construcción de residencias, por ejemplo", por lo que, insiste, "se pone en riesgo no solo la atención a las personas, sino una parte muy importante de empleo", que solo en el caso de la Ley de Dependencia en Andalucía se generan 50.000 puestos de trabajo. "Esta es la forma de gobernar el PP, que una cosa es predicar y otra dar triduo, y a éstos el predicamento se les da mejor que el triduo", sentencia.