El vicesecretario general del PSOE andaluz, Mario Jiménez, ha denunciado que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha hecho los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014 “al margen de la realidad de los españoles y españolas” y ha garantizado que el Gobierno de Susana Díaz hará los nuevos Presupuestos de la Junta “pensando en los andaluces y andaluzas”.

El importante daño que hacen los PGE
Ante el debate de totalidad del proyecto de ley que comienza esta semana en el Congreso, Mario Jiménez ha confirmado que el PSOE de Andalucía planteará esta misma semana sus enmiendas globales “para intentar corregir el importante daño que hacen los PGE a los andaluces y andaluzas”, porque “no van a servir a la recuperación económica y laboral y sí para terminar de arrasar el Estado de Bienestar”. Ha garantizado el “rechazo político e institucional de Andalucía” al proyecto presupuestario de Rajoy porque no incluye las inversiones que corresponden a la comunidad por la Disposición Adicional Tercera (DAT) del Estatuto, que “con la incorrecta aplicación del modelo de financiación autonómica y del Fondo de Compensación Interterritorial conforman una nueva deuda histórica que reclamaremos, ni tampoco contempla el plan especial de empleo que requieren las cifras andaluzas de paro.

"Atacan a políticas esenciales en esta tierra"
También habrá una oposición firme desde la comunidad a estos PGE porque “atacan a políticas esenciales en esta tierra”, según el dirigente regional socialista, quien ha insistido en que “no se puede pretender seguir prestando políticas del Estado de Bienestar con los PGE del Gobierno de España, que están pensados para acabar con el propio Estado de Bienestar e impedir la financiación pública de la educación, sanidad y la protección social”. Para el vicesecretario general del PSOE andaluz, “las difíciles circunstancias económicas de Andalucía e incluso el nivel de desempleo tienen en gran medida su razón de ser en la política económica de Rajoy y en su aplicación de la financiación autonómica. Detrás de la inversión pública no sólo hay riqueza, sino también puestos de trabajo”, ha incidido.

Nuevas cuentas públicas autonómicas
En cualquier caso, Mario Jiménez ha recalcado que el PP “no va a conseguir” acabar con los servicios esenciales en Andalucía y “los Presupuestos de la Junta priorizarán estas políticas”, aunque “el panorama es complicado”. Sobre la negociación de las nuevas cuentas públicas autonómicas, ha subrayado que el Gobierno de coalición en Andalucía “es leal, así que el diálogo es intenso, fructífero y permitirá un presupuesto alternativo a los PGE”, con “respuestas a crisis y sensibilidad hacia los problemas ciudadanos”.

Llamamiento al diálogo sobre la reforma educativa
Igualmente, el responsable regional socialista se ha referido a la huelga general en la enseñanza convocada para el próximo jueves, 24 de octubre, contra la reforma educativa del ministro José Ignacio Wert, advirtiendo de que este paro global “no es una buena noticia” y tiene que servir de “llamada de atención al Gobierno de la Nación, que antes o después debe sentarse con la comunidad educativa y las comunidades autónomas”. “Desde Andalucía hay voluntad de diálogo para corregir los desatinos y planteamientos erróneos y dañinos de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce)”, ha asegurado.

La Lomce supone “una carrera de obstáculos para la igualdad de oportunidades"
Para los socialistas andaluces, la Lomce supone “una carrera de obstáculos para la igualdad de oportunidades y una apuesta por el fracaso y el abandono escolar, empeora la capacidad de preparación del factor humano del país y establece ciudadanos de primera y de segunda, así que no sirve para nada”. Por eso, Mario Jiménez ha avanzado que el Gobierno autonómico “cuenta con todo el respaldo del PSOE para hacer de Andalucía un territorio con el menor impacto posible” de la llamada ‘ley Wert’. En este sentido, ha indicado que el Grupo Socialista en las Cortes Generales y los gobiernos autonómicos “deben estudiar el alcance de esta ley y verificar su constitucionalidad, porque rompe principios fundamentales como la igualdad de oportunidades y el derecho universal a la educación”. Ha reiterado, además, que “habrá que analizar las normas de obligado cumplimiento y margen de Andalucía para preservar a nuestros escolares de los daños de esta mala ley en términos educativos”.

Ayudaría que el ministro Wert se fuera a su casa
En cualquier caso, el vicesecretario general ha insistido en que “nos gustaría” que la huelga general en la enseñanza “no fuera porque el ministro convocara antes el diálogo sobre la reforma educativa, o que, después de que se produzca, el Gobierno recapacite” sobre la necesidad de negociación con la comunidad educativa y las autonomías, e incluso Rajoy “analice si Wert es el mejor interlocutor en esta materia ante el rechazo provocado con esta ley. Posiblemente -ha recalcado-, ayudaría que el ministro Wert se fuera a su casa porque la ciudadanía se quedaría aliviada de que un radical deje de gobernar una materia tan sensible como la educación”.