El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado este jueves que su intención es aprobar el nuevo modelo de financiación autonómica en el primer trimestre de 2016 y hacerlo por "unanimidad". Así lo ha anunciado durante su intervención en la inauguración del embalse de San Salvador en Alfántega-Albalate de Cinca (Huesca) y ha aprovechado para confiar en que la negociación del nuevo modelo se haga "con el concurso de todos" y sin lanzarse "los trastos a la cabeza". Precisamente también este jueves la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, defendía en el Parlamento Andaluz que levantará la voz para que el Estado corrija los "agravios" que Andalucía sufre en materia de financiación y ha invitado a los grupos de la oposición a sumarse y a acompañarle en esa reivindicación. Rajoy ha empezado por recordar a las autoridades locales que él no estuvo de acuerdo con el actual modelo de financiación autonómica y que votó en contra en el Congreso, y ha añadido que el tiempo le ha dado la razón. No obstante, ha recalcado que para gastar dinero y mejorar los servicios y las infraestructuras un país debe tener los recursos públicos suficientes, y España ha vivido la "mayor crisis en décadas", que le hizo perder 70.000 euros de recaudación en dos años. Así, ha vuelto a justificar el retraso en la reforma del modelo de financiación autonómica diciendo que el "gran objetivo" era recuperar el crecimiento y el empleo y que ahora, gracias a que han aumentado los ingresos, las comunidades autónomas van a recibir este año casi 10.000 millones de euros más, "no por un capricho del Gobierno" sino porque el aumento de la actividad ha mejorado la recaudación. "La primera prioridad", ha insistido, debe ser "empujar la recuperación económica y eso son más recursos para todos", pero ha dejado claro que no retrasará más la reforma de la financiación y que su objetivo es tenerla hecha en el primer semestre de 2016. QUE SE CORRIJAN LOS AGRAVIOS Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha defendido este jueves en el Parlamento que protestará contra los "agravios" que Andalucía sufre en materia de financiación y ha invitado a los grupos de la oposición a sumarse. "Espero que levanten la voz, que nos acompañen, para que se oiga a Andalucía, se respete y se tengan en cuenta las reivindicaciones", ha dicho la presidenta en respuesta una pregunta del portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, cuando ha detallado que esas reclamaciones son, fundamentalmente, dos, la correcta aplicación del modelo de financiación, cuya revisión se debería haber realizado hace ya dos años; y que no se aplique la "injusta" regla de gasto. Al hilo de ello, también ha dicho que el sistema de financiación regional esta "caducado" y "alienta enfrentamientos entre territorios"; mientras que sobre la regla de gasto, ha insistido en que "no se puede exigir a quien está cumpliendo con el objetivo de déficit y tiene una por debajo de la media que el dinero de su financiación vaya ara adelantar el pago a los bancos y no a Sanidad o Educación". La presidenta ha detallado que el "agravio" del sistema de financiación con Andalucía se concreta en aspectos como que si la región recibiera la media de lo que reciben las otras por habitante, tendría 700 millones de euros más al año, y que su mala aplicación ha hecho que en cinco años la comunidad haya dejado de recibir 4.136 millones de euros. La líder del Ejecutivo andaluz ha hecho una defensa de su queja ante el Estado al considerar que la región no ha recibido un trato justo y que el Gobierno, en los cinco presupuestos que ha preparado, "no ha cumplido con el Estatuto de Autonomía". "No se ha cumplido porque no se ha querido", ha añadido Díaz, que también ha reprochado el reparto "injusto" del objetivo de déficit entre las comunidades y el Estado. "Claro que hay desequilibrio y agravio y unos lo hemos soportado más que otros. Pese a eso, hoy hay grupos que no entienden que a Andalucía no le sobra el dinero", ha reprochado Díaz, que ha insistido en que desde la Junta va a "seguir levantando la voz para pedir que se haga justicia porque es la mejor manera de garantizar la igualdad de oportunidades". "RAJOY NO CUMPLE SU PALABRA" A su juicio, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tampoco ha cumplido "ni siquiera con su palabra" porque, según ha recordado, a finales del año pasado se comprometió con ella en "abordar" los 456 millones de euros del Fondo de Convergencia que Andalucía debía devolver. Díaz ha desvelado que en la reunión que ambos tuvieron en Moncloa, el propio Rajoy le trasladó que no entendía cómo si la región "tenía que converger con el resto de España era la que tenía que devolver dinero". Casi un año después, esa situación no se ha solucionado y Rajoy, "que ahora ya viene a Andalucía --en alusión a las recientes visitas del presidente para inaugurar varias infraestructuras-- no ha tenido ni una sola palabra sobre ese agravio", ha reprochado Díaz. "SISTEMA CADUCADO" Por su parte, el portavoz socialista ha denunciado una "estrategia premeditada y pactada" por el PP-A con el Gobierno de la Nación sobre la aplicación del sistema de financiación para que Andalucía "no tenga presupuestos en 2016" dentro de una "estrategia de acoso y derribo" contra el Ejecutivo de Susana Díaz. Jiménez ha criticado que el Gobierno no haya afrontado la renovación de un sistema de financiación "caducado y que ha costado mil millones de euros al año a Andalucía" por la aplicación del Ejecutivo de Mariano Rajoy, a la que ha acusado de haber realizado un "proceso de devaluación del Estado del Bienestar plenamente consciente".