“Vamos a ser intransigentes para apostar por una Cataluña española y europea”. Esa frase ha cosechado el primer gran aplauso prolongado al presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, en una conferencia que ha sido su primera visita a la comunidad andaluza desde las pasadas elecciones municipales. El presidente del gobierno de España ha expreso su entusiasmo por participar un año más en este encuentro empresarial, en el que ha bromeado insistiendo que “espera que en 2016 vuelva a poder cumplir con su mismo cargo en este evento”. El público, plagado de empresarios de chaqueta y corbata a pesar de los 40 grados de la capital andaluza, aplaudió en numerosas ocasiones al líder del Partido Popular durante los 60 minutos de discurso. El aforo completo no permitía a los últimos asistentes del club sevillano poder tomar asiento. Ante toda la plana mayor del Partido Popular y con un control obsesivo de acreditaciones para asistir al acto por parte de los responsables de seguridad del presidente, Mariano Rajoy ha sido presentado con grandes elogios por el líder y presidente regional del PP de Andalucía, Juan Manuel Moreno. La conferencia, que dio comienzo pasadas las 12,30 horas en el Club Empresarial Antares, se enmarca en un acto organizado por las Cámaras de Comercio de Andalucía. Precisamente, el pasado año Mariano Rajoy también visitó la ciudad de Sevilla en las mismas fechas para impartir otra conferencia similar en el mismo club empresarial. LA RECESIÓN QUEDA ATRÁS En su ponencia se ha centrado en destacar cómo la economía española “ha ido saliendo de la recesión hasta conseguir una importante recuperación” desde el año 2011. “En ese año España se encontraba en una fuerte recesión con altas tasas de desempleo. Teníamos todos los desequilibrios económicos posibles (inflación, décifit público, sector exterior), muchos problemas para financiarnos con la prima de riesgo y los tipos de interés más altos de Europa”, apuntaba el presidente. “Menos mal que la tormenta pasó y ya podemos decir que estamos en la etapa de crecimiento gracias las importantes reformas estructurales que se hicieron desde nuestro gobierno”, resaltando así el lado positivo de la fuerte oleada de recortes que puso en marcha en el año 2012. Haciendo referencia a su último año de gobierno desde julio de 2014, Rajoy habla de un “verdadero cambio en la economía española”. “Ya les puedo decir que en el primer trimestre del año pasado, fuimos el segundo país en registrar crecimiento después de Alemania”, según sus estadísticas, “cambiando el rostro humano de la recuperación con un cambio en las cifras del empleo”. Sin embargo, Rajoy volvía a pasar por alto los últimos datos de la EPA que apuntaban el mes pasado un 24,5% de desempleo de media nacional. “Hay gente que dice que estamos peor que nunca, pero, créanme, estamos claramente mejor”, apunta. “Seguimos reduciendo el déficit, la inflación está controlada, mejor que la de la zona euro y se mantiene el poder adquisitivo sin que muchos sueldos hayan sido congelados”, con un crecimiento que ha cifrado en un 0,9%, en el primer trimestre y en un 1% en el segundo, siendo “el país que más está creciendo de Europa”. SOBRE EL PARO Rajoy ha destacado que en 2015 el paro se está reduciendo en un 7,4%, destacando que la afiliación a la Seguridad Social “está creciendo en un 3,4% anual”. Alabando la labor de su partido, apunta que a día de hoy “hay un mayor número de ocupados que cuando llegamos al gobierno y más afiliados”. Sobre el último tramo de su legislatura apunta que los buenos datos “van a seguir en la misma dirección, que es la senda correcta”. Por ello tiene como objetivo “controlar las políticas del control del gasto”, apelando a la máxima de que “cuanta más deuda tienes, menos libre eres”. Su gobierno quiere centrarse en recortar el déficit público hasta el 3% para 2016, siendo una las promesas electorales para la próxima campaña de las generales. LA LEY ES LA LEY El presidente ha dado respuesta al desafío planteado en Cataluña: “En España –ha subrayado– la ley se va a cumplir y si alguien quiere violentarla debe saber que no se lo vamos a permitir”. En alusión a los planteamientos soberanistas, Rajoy ha dicho que “hay cosas que, por fortuna, en ningún país civilizado del mundo se ven”. Por ello quiere mantener “la igualdad entre todos los españoles, defendiendo en núcleo fundamental de la Constitución Española para una Cataluña española y europea”. Rajoy también ha destacado su preocupación por el tema de Grecia haciendo una pregunta al público “¿cuántas lecciones se pueden extraer de lo que hemos visto?”. Una de ellas, en su opinión, es que “a Grecia solo le prestan ahora los estados de la Unión Europea”. Afirma que “su gobierno va a seguir ayudando a Grecia”, apuntando que el nuevo préstamo de 86.000 millones de euros que necesita el país lo va a llevar al Parlamento para no tomar esa decisión en solitario”.